HURACÁN 3 – DEPORTIVO LARA 0: EL GLOBO «APUZZO» GANAS

Ganó el Quemero. No le servía, pero cambió por completo su imagen en referencia a lo mostrado durante la era Antonio Mohamed. El Globo, en el cierre de una Copa Libertadores para el olvido, goleó por 3 a 0 al Rojinegro de Barquisimeto que también quedó fuera de esta competencia ya que Emelec derrotó a Cruzeiro en Belo Horizonte y en Brasil estuvieron los dos elencos que se metieron en octavos de final.

La llegada del «Turco» Mohamed como entrenador de Huracán le costó echar por la borda todo un semestre en el cual dejaron de pelear en todos los frentes posibles. «Tony» dirigió a los de Parque Patricios en quince juegos logrando dos triunfos, tres empates y diez derrotas que no sólo le valieron la salida del club sino también el adiós a varios sueños de su gente. La asunción provisoria de Néstor Apuzzo cambió el panorama y así lo padeció el Deportivo Lara de Venezuela.

Los argentinos monologaron durante toda la noche y se conformaron con una goleada por 3 a 0 que, de proponérselo, hubiese sido mayor aún. Más allá de jugar con otro ímpetu y de conseguir la victoria, su público fue claro a la hora del resultado final. Aliento a los colores del corazón pero silbatina a los protagonistas.

Saúl Salcedo estuvo cerca de abrir la cuenta antes del cuarto de hora cuando ensayó una chilena que se fue cerca del palo derehco del arco defendido por Carlos Salazar. Huracán tenía la pelota y llegaba con claridad a la retaguardia de un Deportivo Lara que antes de la media hora ya caía por 2 a 0 producto de dos cabezazos por el segundo parante: el primero de Lucas Gamba y el otro de Andrés Chávez.

El ex centrodelantero de Banfield y Boca fue una de las figuras indiscutidas de la noche en Parque Patricios. En una apilada monumental estuvo cerca de anotar antes del descanso. Sin embargo tuvo revancha con la red a los 19 minutos de la complementaria cuando conectó un desborde de Norberto Briasco para poner cifras definitivas en el Tomás Adolfo Ducó.

La noche para el Globo siguió siendo un baile. Se mostraba Walter Pérez que sorprendió con un tiro libre. Los centrales estaban completamente atentos. Se proyectaban los laterales al extremo tal que Christian Chimino dilapidó el cuarto tanto en una posición inmejorable frente al arco. Del lado del Rojinegro poquísimo y nada. Tan sólo un tiro de Freddy Vargas que se estrelló en el palo derecho de Antony Silva cuando se jugaba el tiempo de descuento en el sur de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Deportivo Lara necesitaba ganar para ejercer presión en Belo Horizonte pero ni siquiera mostró buenas intenciones en Argentina. Entregado por completo, la derrota lo llevó a meterse en Copa Sudamericana mientras Emelec y Cruzeiro siguieron con vida en la Libertadores. Huracán goleó 3 a 0 y consiguió al menos un triunfo en la fase de grupos. Pero la era Mohamed lo había sepultado a quedar eliminado de todo y ahora el equipo puso ganas con Apuzzo en el banco, aunque ya era demasiado tarde.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*