BARRACAS CENTRAL 0 – SAN TELMO 0: FÚTBOL, HUEVO Y CORAZÓN

El Camionero no pudo gritar campeón en el Claudio «Chiqui» Tapia porque el Candombero se aferró al empate en un partido picante, áspero, con cuotas de buen fútbol, mucha garra y corazón. Los dirigidos por Fabián Lisa, que se fue expulsado en el arranque de la complementaria, sumaron un poroto clave para empezar a asegurarse un lugar en el Reducido.

La única sonrisa que tuvo la gente de Barracas Central en la tarde de Luna y Olavarría fue cuando un pelotazo se estrelló en la zona íntima del árbitro, José Carreras. El resto se tornó en oportunidades desperdiciadas por la buena actuación del fondo de San Telmo y, en otro tanto, por el relax de un plantel que consiguió su objetivo priomordial hace más de un mes atrás con mucha cuerda por delante.

La fiesta estaba lista pero la visita demostró ser un contrincante durísimo de roer. Desde el vamos, sendas escuadras se respetaron más de la cuenta. Los de Isla Maciel probaron suerte con un remate de media distancia de David Zarco mientras que los porteños llegaron con una mediavuelta Juan Pablo Passaglia.

Barracas Central, después de la media hora inicial, empezó a adueñarse de las acciones. Facundo Castro sacó un potente remate que se fue cerca del palo izquierdo del arco defendido por Marcos Jara. Y, antes de irse al descanso, el guardameta de San Telmo tuvo que intervenir con creces para desviar un lindo intento de Passaglia que pisaba el área grande a pura potencia y por el flanco izquierdo.

Jara volvió a ganarle al número ocho del dueño de casa en el arranque de la complementaria. El Candombero apenas insinuaba con algunas contras pero así también creaba cierto riesgo a través de Lucas Farías y Ezequiel D´Ángelo. Sin embargo el que tenía la pelota y parecía acercarse a la apertura del tanteador era el equipo de Salvador Daniele.

Fernando Valenzuela a puro chiche y dándose el lujo de tirar cuantos caños quisiera, empezó a tornarse en un dolor de cabeza para los de Isla Maciel. El ex Racing enloquecía a los rivales pero al Camionero le faltaba la puntada final en Luna y Olavarría. Y ni siquiera la tarjeta roja para Leandro Hertel, con un cuarto de hora por delante, le permitió a los del «Gato» alcanzar ese gol que les permitiese desatar el festejo del campeonato.

San Telmo aguantó con diez hombres, a puro huevo y proponiendo con lo que podía sobre la retaguardia contraria. Barracas Central puso el fútbol, sobre todo en la complementaria, pero debió conformarse con el 0 a 0 que le aseguró el primer puesto sabiendo que necesita al menos un empate más, que puede ser ante All Boys o contra Fénix, para quedarse con el título de la temporada 2018/19 de la Primera B Metropolitana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *