ARSENAL: LA COCINA DEL CAMPEÓN

Foto: www.golazo.de

El Viaducto fue un plantel con hambre. Con hambre de gloria, con ansias de llegar a lo más alto. Para muchos era un volver a Primera División, para otros darse el lujo de trepar a la elite del fútbol argentino como el caso del histórico Maximiliano Gagliardo que consiguió la proeza después de dos décadas de trayectoria.

Parte de ese hambre de Arsenal fue porque el armado del grupo contó con profesionales que llegaron por la gloria pero sin muchos pergaminos en el curriculum vitae. Había que «rascar la olla» dijo, a TyC Sports, el entrenador del elenco de Sarandí, Sergio Rondina, quien confesó que no fue fácil el mercado de pases para lograr el objetivo.

El mismísimo «Huevo» que había logrado el ascenso a Primera como jugador hace veite años atrás y defendiendo la pilcha de Chacarita Juniors, repitió la historia con el Viaducto en cancha de Banfield tras vencer a Sarmiento de Junín en un partido desempate. Y dentro de los ingredientes que tuvo la cocina del campeón, no pudo faltar otro que ascendió por primera vez a la Superliga: el «Pastelito», Ezequiel Cérica.

Claro que la fiesta fue completa. Dentro y fuera de la cancha. Y en las tribunas, los colegas de Golazo.de visualizaron a este fanático de Arsenal con una pizza en la mano y el delantal de una pizzería emblemática de Sarandí como «Los Tres Ases». Así, los de Rondina cocinaron el sabroso regreso a Primera División.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *