Foto: @AAAJoficial

El Bicho de La Paternal ya estaba instalado en Venezuela para medirse frente al Rojiblanco por el encuentro de vuelta de la Copa Sudamericana. El cómodo triunfo del Tifón de Boyacá en Argentina hacía, de este viaje, una ilusión enorme para los de Diego Dabove que tuvieron que regresar al país tras la confirmación oficial de CONMEBOL que suspendió el encuentro por la crisis social desatada en el país nórdico de América del Sur.

Argentinos Juniors ya estaba alojado en la zona andina para el cruce del jueves 2 de mayo ante Estudiantes de Mérida. No obstante, la liberación de Leopoldo López y la convocatoria a todo su pueblo para el «cese de la usurpación» en pos de «conquistar la libertad» en contra del régimen del actual mandamás, Nicolás Maduro.

Semejante situación derivó en un caos social donde los venezolanos se volcaron a las calles y los disturbios comenzaron a repetirse en diversos puntos del país. Frente a ese panorama caótico y sin vísperas de solución en el corto plazo, la Conmebol decidió suspender el encuentro pactado como broche de la primera fase de la Copa Sudamericana entre los Rojiblancos y el Bicho de La Paternal.

El plantel de Argentinos Juniors, protegido y a 700 kilómetros de distancia de Caracas, abandonará el hotel vía terrestre para cruzar la frontera hacia el lado colombiano. Una vez instalados en Cúcuta, cuerpo técnico, jugadores y dirigientes regresarán por avión hasta el aeropuerto de El Palomar en el oeste del Gran Buenos Aires.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *