DEPORTIVO ESPAÑOL 0 – ALMIRANTE BROWN 2: ILUSIONES y DESILUSIONES

El Gallego necesitaba ganar a como dé lugar en el Bajo Flores para no perder pisada en el sueño de lograr la utópica permanencia en la Primera B Metropolitana. Sin embargo, el sueño del Rojo duró poquísimo ya que antes de la media hora inicial la Fragata había conseguido el 2 a 0 en su favor que los acompañó hasta las úlimas consecuencias. El Mirasol, con este triunfo, quedó provisoriamente dentro de los puestos de Reducido.

Se fue Blas Armando Giunta y Almirante Brown repuntó para volver a ilusionarse con un lugar en el Reducido. El equipo que ahora conduce Raúl Cardozo, volvió a la victoria tras dos fechas que le habían cortado una racha positivísima de tres festejos al hilo. Deportivo Español fue una sombra de aquél heróico partido ante Sacachispas del fin de semana pasado y dejó prácticamente definido su futuro en la categoría.

Desde el vamos dominó la Fragata. Lo hizo con un gran juego asociado de tres cuartos de cancha hacia adelante. El Gallego sólo se arrimó a la cueva de Ramiro Martínez con un cabezazo del ex Platense, Facundo Talín, que fue despejado sobre la línea. El resto fue todo peligro para Tomás Figueroa.

A los 7 minutos del primer tiempo, el Mirasol abrió la cuenta tras un formidable desborde de Joaquín Ibañez por el costado izquierdo. Nadie pudo quitarle la pelota al atacante que envió un centro al corazón del área chica y Tomás Molina, en una pirueta, empujó la redonda al fondo del arco.

El segundo festejo llegó a los 23 de la etapa inicial. Esta vez el envío aéreo llegó desde el flanco derecho para que Ibañez ganase en las alturas por el segundo palo, le cambie la trayectoria a la redonda, y la ubique contra el parante más lejano del arco de Figueroa.

Almirante Brown ganó 2 a 0 y lo hizo de manera justa. Los dirigidos por el «Pacha» Cardozo, con esta victoria, se ilusionaron para entrar al octogonal en búsqueda del quinto ascenso a la B Nacional. El que quedó completamente desilusionado ha sido el Deportivo Español cuyo futuro en la B Metropolitana quedó realmente más complicado que nunca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *