ATLANTA 1 – CADU 0: CON MÉRITO EN AMBAS ÁREAS

El Bohemio quedó muy cerca de regresar al Nacional B tras derrotar al Celeste de Villa Fox por 1 a 0 en un entretenido cotejo disputado en la soleada tarde de Villa Crespo. Los de Alejandro Orfila le sacaron una ventaja de ocho puntos a Acassuso con doce por jugarse quedando posiblemente el festejo listo para el próximo fin de semana.

Si el Quemero de San Isidro pierde con Sacachispas la jornada entrante y Atlanta derrota a Justo José de Urquiza en Loma Hermosa, el retorno a la segunda división para el histórico club porteño será un hecho. Para que todo ello suceda, hubo que ganar un durísimo cotejo ante CADU en el León Kolbowsky con varios matices a destacar.

Fueron noventa minutos entretenidos por más que no se registraron grandes situaciones de gol y que, además, durante varios pasajes, el encuentro estuvo detenido por lesiones que implicaban el ingreso de los médicos. De todas formas, a pesar de lo trabado, sendas escuadras se las ingeniaron para armar un buen show de fútbol en la tarde del Sábado de Gloria.

Empezó mucho mejor Atlanta y con el correr de la etapa inicial se fue quedando el equipo de Orfila. Lo tuvo Fernando Enrique, de gran partido, con un remate que exigió a Juan Figueora que cacheteó justo el esférico para mandarlo al córner. Pasado el cuarto de hora fue Horacio Martínez quien probó suerte con dos intentos, uno de cabeza y le otro con el pie, que se fueron apenas alto para el ex Douglas Haig. CADU, lentamente, emparejó las acciones pero estuvo cerca de complicarse cuando Lucas Monzón intentó despejar al tiro de esquina un centro y el travesaño lo saltó del gol en contra.

El dueño de casa apostó nuevamente a recuperar el protagonismo en el inicio de la complementaria. A los 8 minutos, Defensores Unidos de Zárate jugó mal al offside en una pelota detenida y así quedaron tres hombres de local frente al arco. No obstante, el testazo del otrora Fénix y Ferro, Nicolás Cherro, no tuvo la dirección justa.

Fueron los hombres de Darío Lema quienes volvieron a emparejar el juego y los que empezaron a erigir como figura a Juan Francisco Rago. Facundo Laumann con un cabezao le sacó astillas al palo izquierdo del arco del Bohemio. Más tarde el ex Racing, Javier Velázquez, probó desde 40 metros pero no acertó lo que hubiese sido un golazo, y por último, el guardameta del equipo de Orfila brilló para desarticular un buen intento de Héctor Echagüe.

Los locales reaccionaron sobre el epílogo. Sabían que la parda mal no les sentaba sobre todo ante un rival que además de su firmeza empezaba a proponer algo en el área contraria. Pero también comprendieron que un último esfuerzo podía darle sus frutos y así fue como Enrique exigió desde afuera sin fortuna cuando iban 35. Cuatro minutos más tarde, Fabricio Pedrozo hilvanó una arremetida por el costado derecho. El choque con el arquero del Celeste le volvió a dejar servida la redonda a quien supo defender la pilcha de Crucero del Norte y Aldosivi, y así el número once infló las redes para desatar la locura del público presente en el León Kolbowsky.

CADU, ya sin tiempo para recomponerse, no tuvo más remedio que aceptar una derrota que lo alejó del sueño del Reducido. Atlanta, ganó 1 a 0, con el último aliento, siendo efectivo en las dos áreas. Y así quedó a un paso de volver al Nacional B que tranquilamente podrá ser el fin de semana que viene en Loma Hermosa o sino, también, en una quincena cuando reciban en su domicilio a Colegiales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *