El Halcón derrotó por 1 a 0 al Millonario salteño en el estadio de Banfield por el marco de los 32avos de final de la Copa Argentina y se metió en la siguiente instancia donde lo esperará justamente un elenco parcialmente homónimo a su último rival: Gimnasia La Plata será el venidero contrincante del elenco de Sebastián Beccacece en esta comptencia.

Con realidades absolutamente dispares se vieron las caras tanto Defensa y Justicia como Gimnasia y Tiro de Salta. Los de Florencio Varela llegaban a esta instancia siendo subcampeones de la Superliga detrás de un Racing intratable. Los hombres de Daniel Ramasco, tras empatar los dos encuentros del desempate en el Federal A, arribaban con la cabeza al suelo tras descender al Torneo Regional Amateur.

Hubo diferencia de nivel, sin dudas, pero no se plasmó en el marcado y hasta incluso los del norte argentino contaron con alguna llegada aislada para molestar la retaguardia de Ezequiel Unsaín. Sin embargo, dejando de lado algún zapatazo de media distancia de Luis Marocco y de Joaquín Mateo, el resto le perteneció a los de Beccacece.

La primera acción clara de la noche banfileña se dio antes del cuarto de hora cuando Rafael Delgado, la figura de la contienda, asistió a Ignacio Aliseda quien pisando el área grande sacó un tiro cruzado que se fue pidiendo permiso bien pegado al palo izquierdo del arco defendido por Mauro Leguiza.

Antes del gol probó suerte hasta el otrora River, Alexander Barboza, con un fortísimo remate que contuvo bien el guardameta del Albo. Sin embargo, a los 26 de la etapa inicial, Delgado descargó para Nicolás Fernández quien sacó un tiro en seco para mandar a que la redonda bese las redes.

Defensa y Justicia no cambió bajo ningún concepto su estilo de juego. Ampliamente dominador y con el 1 a 0 en su favor, fue por más. Matías Rojas y su exquisita pegada tuvieron el segundo en un tiro libre que salió realmente cerca y en un buen remate, tras desborde de Ciro Rius, que requirió la magistral intervención de Leguiza para desarticular lo que hubiese sigo un golazo. A todo esto Gimnasia y Tiro sólo aguantaba y esperaba el final del primer tiempo.

La supremacía no amainó en el arranque de la complementaria. A los 24 segundos, Rius se metió dentro del área grande y punteó una pelota que contuvo sin dramas el uno del Millonario. La más clara, después del gol, llegó a los 6 minutos cuando abajo del arco y sin nadie por delante, Fernando Barriento le entró mordido a la redonda que dio en el travesaño y salvó la caída de la valla de los de Ramasco.

Era todo del Halcón y hasta de yapa le salían situaciones para liquidar el pleito. Peor Leguiza se la tapó con el pecho a Delgado y, en un error defensivo de los bonaerenses, Mateo contó con la más clara para el Albo pero se apresuró a rematar y le regaló una masita a Unsaín.

A cinco del final, Rius reventó el travesaño con un bombazo de 25 metros. Estaba claro que la pelota no quería entrar para un Defensa y Justicia que sin mucho esfuerzo ganó 1 a 0 en 32avos de final de la Copa Argentina. Así se sacó de encima a Gimnasia y Tiro de Salta para ir en búsqueda de otro Gimnasia, en este caso, el de La Plata.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *