Foto: @ClubGodoyCruz

Un nuevo error de Federico Costa le costó el empate al Patrón tal como había sucedido en Rafaela contra Dock Sud por Copa Argentina. El conjunto de Mario Sciacqua ganaba y dominaba al Bodeguero en Paraná pero el arquero salió a cortar un envío áreo y Tomás Cardona, en una de las poquísimas llegadas del conjunto de Mendoza consiguió el 1 a 1 definitivo en el cotejo de ida de los 16avos de final de la Copa de la Superliga.

Patronato tuvo buenas intenciones pero le costó generar chances concretas contra la retaguardia de Andrés Mehring. Godoy Cruz, con la mente puesta en la Copa Libertadores de América tras la caída de la semana pasada ante Olimpia, mostró una pálida imagen en la Mesopotamia sabiendo que el sábado a la noche, en Cuyo, deberá revertir la faceta para no quedarse con las manos vacías al menos a nivel local.

El primer tiempo contabilizó solamente llegadas del Patrón. Un cabezazo del paraguayo Gabriel Ávalos que contuvo bien el arquero del Expreso. Un remate de Germán Berterame que corrió con la misma suerte. Un testazo de Dylan Gissi, el defensor nacido en Ginebra, Suiza, que ganó en las alturas pero no tuvo puntería. Y una oportunidad de Lautaro Geminiani que luego repitió en la complementaria cual fotocopia pero no llegó a concretarse en festejo.

La complementaria le dio al dueño de casa la alegría que se le había negado en la mitad inicial. Al minuto de juego, Matías Escudero asistió a Berterame quien desde afuera del área grande sacó un tiro magistral que terminó incrustándose contra un costado del arco de Mehring. Los de Sciacqua ganaban por la mínima y el resultado era justo. Pero, en una llegada aislada del conjunto de Lucas Bernardi, Cardona conectó de cabeza un tiro libre aprovechando que Costa salió a cortar el centro a destiempo y empató el juego.

Godoy Cruz terminó llevándose un empate de oro de Paraná a Mendoza para definir la llave en condición de local el sábado por la noche y previo a recibir a Sporting Cristal por la Copa Libertadores. Patronato, en contrapartida, se quedó con un sabor agridulce tras el 1 a 1 que lo tuvo como protagonista pero que, a una semana de su retiro, demostró que puede llegar a extrañar horrores la salida de su capitán, Sebastián Bértoli.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *