ESTUDIANTES (LP) 0 – BANFIELD 1: HAY QUE TALADRAR LOS PALOS

Foto: @CAB_oficial

El Taladro arrancó con el pie derecho en la Copa de la Superliga y derrotó al Pincharrata por 1 a 0 en el Estadio Único de La Plata. Más allá del triunfo, los de Hernán Crespo fueron superiores a los dirigidos por Gabriel Milito pero se retiraron con un sabor agridulce de la ciudad de las diagonales porque la victoria pudo haber sido mayor aún de no ser por los tres tiros en los palos que estrelló la escuadra de Peña y Arenales.

Estudiantes de La Plata deberá torcer el rumbo en el Florencio Sola el próximo viernes si es que quiere seguir con vida en este nuevo certamen del fútbol argentino. Sacando algunas notables intervenciones de Facundo Cambeses, que le sopló el puesto al colombiano, Mauricio Arboleda, el resto de la contienda fue favorable para un Banfield que sacando la experiencia de Renato Civelli y Jesús Dátolo, mostraron frescura con los pibes que hace rato venían pidiendo pista en el club del sur del Gran Buenos Aires.

En el arranque llegó el León con una situación que por milímetros no acabó en gol. Cambeses salió a cortar una escalada de Gastón Fernández pero la pelota le quedó servida a Matías Pellegrini quien, desde la puerta del área grande, probó con el arco desguarnecido viendo con el esférico se perdía por encima del travesaño.

Sacando esa llegada del local, el resto le perteneció a los de Crespo. Mariano Andújar tuvo una doble salvada providencial tras taparle un tiro a Dátolo y luego, en el rebote, quedarse con el intento de Julián Carranza aunque todo quedaba invalidado por posición adelantada. No obstante, el ex guardameta de Huracán y el Palermo de Italia, no pudo evitar su salvada en otra acción con tintes parecidos.

No se jugaba la media hora de partido cuando Luciano Gómez trepó por la banda derecha, se filtró dentro del área y castigó contra el arco de Estudiantes de La Plata. El guardameta tapó a medias y allí apareció el botín de Carranza para no fallar esta vez frente a la cueva y estampar el 1 a 0 que, a la larga, sería definitivo para Banfield.

Después del tanto, el Pincharrata tuvo dos oportunidades, una en cada tiempo, donde Cambeses salvó la caída de su valla. El resto, tal como afirmó Vermouth Deportivo, le correspondió a los de Crespo que carecieron de fortuna para llevarse un premio aún mayor rumbo a Peña y Arenales.

Agustín Urzi, el mismo que se había anotado con un gol en el último partido de la temporada pasada de Superliga frente a Newell´s se tiró de plancha para interceptar un pase hacia atrás, pinchó justo la redonda pero el palo le negó el segundo antes de irse al descanso. El mismo protagonista tuvo una situación parecida en la complementaria al robar una pelota corta que dejó el chileno Gonzalo Jara, sacar un remate cruzado tras quedar mano a mano, y ver como la redonda se estrellaba contra el vértice diestro del arco del León. Y también quien impactó una pelota en el palo fue Dátolo con un tiro libre que no fue gol porque el parante y los guantes de Andújar imposibilitaron ello.

Estudiantes de La Plata perdió pero pudo haber sido aún peor la historia para los de Milito en el Estadio Único. Banfield debió conformarse con el 1 a 0 a pesar de haber hecho méritos para que el resultado sea aún mayor. Lo cierto es que los de “Valdanito” arrancaron con el pie derecho en la Copa de la Superliga donde, en octavos de final, lo espera el último campeón del fútbol argentino, el Racing Club de Avellaneda.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*