Foto: @CASMOficial

San Martín igualó uno a uno ante Unión en Tucumán, dando inicio a otra de las llaves en esta Copa de la Superliga. El Tatengue guardó algunos titulares pensando en la Sudamericana pero igual supo romper el cero durante la etapa inicial, el Ciruja fue creciendo conforme pasaron los minutos y tras perder algunas opciones terminó empatando en el adicionado al complemento. Todo se definirá en Santa Fe.

Gran recibimiento en La Ciudadela para el Club Atlético San Martín de Tucumán, iniciando su llave en la Copa de la Superliga ante el Club Atlético Unión de Santa Fe. El Ciruja, todavía conducido por Ricardo Caruso Lombardi, había sido el primer equipo en perder la categoría durante la Superliga. En tanto el Tantengue, dirigido por Leonardo Madelón, cerró el campeonato logrando la segunda clasificación de su historia a Copa Sudamericana.

La primera mitad fue pareja y con algunos momentos de lucidez ofensiva, San Martín se mostraba mejor parado con la pelota pero Unión tenían transiciones más veloces en ataque. Así fue como pasando la media hora Darío Botinelli jugó el centro desde la banda izquierda al corazón del área local; allí Maximiliano Cuadra le comió la espalda a los centrales y con un buen cabezazo impulsó el balón que explotó a espaldas de Pedro Fernández.

Ganaba el Tate, San Martín pudo irse al descanso en igualdad pero Lucas Aveldaño no logró direccionar un cabezazo frontal a los tres postes.

Ya en el complemento Unión, que formó con varios habituales suplentes, tuvo el segundo de inmediato con una nueva aparición en el área de Cuadra que terminó por sobre el larguero. San Martín fue volcando la tensión al terreno visitante y Gonzalo Rodríguez reventó su derechazo contra el travesaño.

El Ciruja peloteó el jardín defendido por Marcos Peano, incluso le anularon una diana por la supuesta posición adelantada de Lucas González, quien estaba habilitado con lo justo. De tanto empujar San Martín terminó encontrando sobre el primer minuto adicionado, Lucas González sacó el centro desde la banda derecha que ubicó a Lucas Acevedo casi en puertas del área grande; el defensor metió un espectacular derechazo que ingresó como una bala contra el poste izquierdo de Peano.

Fue final y parda en uno, el desquite será el próximo fin de semana en Santa Fe. Unión debe ganar o empatar en cero para seguir en competencia, en tanto el Ciruja estará obligado a convertir para seguir; ya sea ganando o en parda con goles.

Unión jugará el próximo miércoles ante Independiente del Valle en Ecuador, llave desquite en la Sudamericana 2019. El Tatengue deberá defender la ventaja de dos goles a su favor.      

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *