FERRO 1 – BROWN (ADROGUÉ) 0: CUMPLIÓ Y A ESPERAR

Ferro se permite soñar e ilusionarse con entrar al reducido. En su último partido del torneo de la B Nacional, recibió en el Arquitecto Ricardo Etcheverri a Brown de Adrogué, y lo venció por 1 a 0 con el tanto de su goleador, Enzo Díaz, en un encuentro clave en la pelea por el segundo ascenso. Así él Verdolaga quedó dentro del G8, pero deberá esperar cuatro resultados para sellar su clasificación a playoff.

Último partido del torneo, y en casa. Los de Jorge Cordon debían ganar para mantener vivas sus esperanzas de entrar al reducido, y así arrancó el encuentro. Tocando en campo rival, jugando en zona de riesgo, y lastimaba cada vez que se aproximaba al arco de Martín Ríos. Sin embargo le costaba dar el último pase, y ante esa imposibilidad, recurrió a remates desde afuera del área, primero de Enzo Díaz, y luego de Walter Busse, que salieron desviados. La más clara la tuvo el propio Diaz, que intentó definir por arriba de Ríos, que adivinó la intención, y ganó el duelo. Por su parte, el Tricolor mostró poco, y a penas tuvo un remate desde lejos de Lucas Campana que casi no inquietó a Andrés Bailo.

En el complemento, el juego se partió. Ferro iba con la obligación de ganar, y Brown, de contra respondía. En esa desprolijidad, eran los de Pablo Vicó que eran más punzantes, y lastimaban. Otra vez Campana sacó un potente remate al medio, que Bailo terminó controlando, y más tarde, Nicolás Benegas, entró de frente al arco, y la tiró afuera. Faltaba un cuarto de hora, y Ferro iba en busca de la victoria, y el gol que tanto necesitaba, y que alcanzó de la forma más insólita. Centro al área con destino a las manos de Ríos, pero al arquero se le escurrió el balón y Diaz, estuvo atento para empujarla, anotar el 1-0 y desatar la locura en Caballito. Con el gol recibido, los de Adrogué intentaron ir en busca de la igualdad, y se desprotegían en el fondo, donde el Verde tenía espacios para liquidar la historia de contra. Tomás Asprea entró muy bien, juntó gente, y aguantó muchas veces el balón para hacer correr los minutos, pero a la hora de la definición, Enzo Díaz no podía terminar de cerrar el resultado. Para colmo a los 46, el ex UAI Urquiza tuvo una chance inmejorable para liquidar la historia con un penal que Ríos le adivinó y le atajó.

Ferro terminó sufriendo, pero festejando. Fue final en Caballito, y Oeste cumplió con los deberes. Ganó, y ahora deberá esperar para ver si logra el milagro de meterse en el reducido, cosa que hasta hace 8 fechas atrás parecía imposible. El fin de semana próximo, el Verdolaga quedará libre, pero estará pendiente a la tele, y a los celulares para ver los otros resultados. Por su parte, Brown se quedó con las manos vacías por un error de su arquero, y deberá buscar el boleto al G8 en la última fecha frente a Chicago.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *