ARSENAL 2 – ATLANTA 0: LE “ARSE” BIEN JUGAR EN TURDERA

El Viaducto volvió a Turdera y se reencontró con la felicidad. Allí donde empezó a gestarse este equipo que está muy cerca de volver a Primera tras un desafortunado arranque en el campeonato del Nacional B, los dirigidos por Sergio Rondina derrotaron al Bohemio por 2 a 0 en el marco de los 32avos de final de la Copa Argentina.

Fue un partidazo en cancha de Temperley. Atlanta, con más suplentes que titulares y pensando en su objetivo principal que es ascender a la segunda división, le hizo frente a un Arsenal consolidado que recordó con felicidad aquella hermosa tarde en casa del Gasolero donde empezó a salir el sol para los hombres del “Huevo”.

El primer tiempo del partido entre el Viaducto y el Bohemio deberían pasarlo en todas las escuelitas de fútbol. A los 20 segundos, Walter Mazzanti envió un centro que se fue cerrando hasta dar en el poste más lejando de la cueva de Maximiliano Gagliardo y perderse por línea de fondo.

El conjunto de Villa Crespo llegaba por las bandas y proponía a cada rato. Un zapatazo de Nicolás Previtali de media distancia y un buen intento de Lucas Colitto eran las cartas de la escuadra de Alejandro Orfila que también sufría en su retaguardia pero se salvaba gracias a una providencial salvada de Francisco Ferrero que desarticuló un disparo a quemarropa de Emiliano Méndez en pleno área chica.

Al cuarto de hora llegó el primer gol de la tardenoche. Leandro Gárate le ganó con el cuerpo a Gonzalo Herrera y envió un centro de derecha a izquierda para que Ezequiel Cérica, de cabeza, ubique el esférico contra la base del poste diestro del arco defendido por Ferrero. El 1 a 0 le ponía condimento a un cotejo que siguió brillando por donde se lo mire.

Atlanta sintió el golpe y le respondió con un par avisos que no llegaron a lastimar a su rival. A los 18, Previtali puso un pase milimétrico para que Fabricio Pedrozo esquive hasta al arquero pero saque un remate que se perdió por encima del travesaño cuando tenía todo para empatarlo. Arsenal replicó con Gárate y Lucas Necul sin poder anotar el segundo mientras que los de Orfila hicieron lo propio con Mazzanti y Milton Giménez.

Fueron los de Villa Crespo quienes, sobre el final, elaboraron dos situaciones merecedoras de la parda en Turdera. Iban 40 cuando el ex Fénix, Colitto, sacó un remate a colocar en el que Gagliardo hizo vista y su travesaño lo terminó salvando. Ciento veinte segundos más tarde, Giménez en velocidad dejó en el camino al arquero y a Aníbal Leguizamón pero fotocopió la definición fallida de Pedrozo con todo el arco a su merced.

Cinco párrafos para un primer tiempo que merecía venderse en fascículos terminó enviando a sendos elencos al descanso con ventaja para Arsenal por la mínima diferencia. Y, en la complementaria, aunque Atlanta tuvo la pelota, fueron los de Rondina quienes se afirmaron mejor en el fondo y apelaron a toda la experiencia de un riquísimo plantel para no sufrir fracturas y quedarse definitivamente con el triunfo.

El “Huevo” mandó en cancha a Alejo Antilef por Necul durante el entretiempo y el recientemente ingresado facturó a los 4 de la segunda mitad tras recibir un gran pase de Jesús Soraire. El 2 a 0 empezaba a liquidar el asunto y más aún cuando Orfila empezó a sacar a sus piezas más importantes pensando en lo que será el cotejo del domingo ante Almirante Brown en Isidro Casanova.

Mientras el Viaducto tocaba, movía el juego e ilusionaba a su gente que no paraba de cantar por el ascenso a la Superliga, el Bohemio solamente pudo acercarse con un remate rasante de Herrera que contuvo sin problemas Gagliardo contra el piso y, muchísimo más tarde, con un tiro libre de Pedrozo que se terminó perdiendo apenas por encima del travesaño.

Atlanta hizo un primer tiempo fantástico pero no pudo plasmarlo en las redes contrarias. Después la noche del martes pasó a ser pensada como la tarde del domingo sabiendo que el sueño de la Copa Argentina estaba acabado. Arsenal puso su experiencia en cancha, ganó 2 a 0 en un verdadero partidazo y se metió en 16avos de final de un certamen que ya lo tuvo como campeón. Su próximo oponente será Estudiantes de Buenos Aires pero, claramente, el sueño de los de Rondina pasa por volver a Primera División en menos de dos semanas.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*