ROSARIO CENTRAL 1 – INDEPENDIENTE 2: UNA SANA COSTUMBRE

Por: Nicolás Ziccardi

Independiente derrotó por dos a uno a Rosario Central en Arroyito y clasificó a la Copa Sudamericana 2020, sexto torneo internacional que disputará de forma consecutiva.

A puro sol en El Gigante de Arroyito saltaron al verde césped el Club Atlético Rosario Central y el Club Atlético Independiente para disputar la última jornada de la Superliga. El Canalla, dirigido por Diego Cocca, cerraba un torneo para el olvido con la premisa de levantar el nivel general con su flamante entrenador y buscar puntos para engrosar el promedio. En tanto el Rojo, conducido por Ariel Holan, necesitaba sumar para asegurar el ticket a la Sudamericana 2020.

El Diablo arrancó dando mejore sensaciones, buscando el partido y generando una opción muy nítida con el shot que Pablo Pérez estrelló en el travesaño, Camacho intentó despejar el rebote pero no se la metió en propia puertas solamente por la gran reacción del siempre firme Jeremías Ledesma.

Central intentaba ser prolijo pero le faltaba picante en ofensiva, pero en media hora se topó con una oportunidad inmejorable tras el buen centro al área de Ortigoza; Fabricio Bustos empujó a un Fernando Zampedri que le tiró el oficio encima y el juez Fernando Echenique no dudó en sancionar como penal una infracción realmente fina.

Néstor Ortigoza cobró la factura y como casi siempre no falló, metiendo el tremendo derechazo alto que explotó a la derecha de Martín Campaña. Arriba la Academia Rosarina.

El Rojo recogió el guante y ocho minutos después aprovechó un desajuste del fondo local para igualar. Cecilio Domínguez armó la jugada en el vértice izquierdo del área y metió un balón al punto penal que Pablo Pérez capturó a pura lectura; el ex Newell´s dribleó a Ledesma sin ninguna oposición y definió de zurda al arco vacío. 1-1.

Y la cosa no quedó ahí, cumpliendo el tiempo reglamentario Francisco Pizzini esperó por derecha la subida de Fabricio Bustos quien llegando al fondo mandó un centro al ras; Caruzzo interceptó el balón pero terminó elevándolo involuntariamente para que Martín Benítez invente una hermosa tijera a gol, pirueta con olor a chilena para que el Rojo revierta el score.

Ya en el complemento Independiente sostuvo la ventaja, fue más y manejó los hilos del juego. Central mantuvo las acciones parejas pero le costó acercarse al gol, de todas formas Martín Campaña ahogó el grito local atenazando el cabezazo de Jonás Aguirre.  

Ganó Independiente y aseguró su clasificación a la Copa Sudamericana 2020, sexto torneo internacional al hilo que disputará el Rey de Copas desde el 2015; cinco Sudamericanas (Fue Campeón en 2017) y una Libertadores.

Claro que el aficionado del Rojo quiere ver a su equipo en el Torneo que conquistó más veces que nadie, de todas formas mantenerse en el ruedo internacional es fundamental para los clubes de cualquier calibre. Ahora se medirá ante Argentinos Juniors en doble partido por la Copa de la Superliga, definiendo en Avellaneda.

Por su parte Rosario Central cerró una pobre Superliga con 26 puntos en 25 fechas, ganando solo seis partidos. El Canalla arrancará la próxima temporada con la permanencia como primer objetivo, pero antes de cerrar la actual tiene mucho por jugar. El miércoles visitará a Gremio por Copa Libertadores, duelo decisivo para sus aspiraciones.

Luego iniciará la Copa de la Superliga en duelo de mano a mano contra Aldosivi.