FLAMENGO 0 – PEÑAROL 1: EL CARBONERO EMBELLECIÓ EL JUEGO QUE ENSUCIARON LOS HINCHAS AFUERA

Foto: @Libertadores

El gran triunfo Manya en tierras cariocas hubiese sido la formidable noticia en todos los portales de no ser por los inadaptados de siempre que provocaron una feroz pelea en las afueras del Maracaná. Con más de 100 detenidos, el cotejo se empañó, más allá del triunfo por 1 a 0 del Carbonero sobre el Rubro-Negro.

El número de detenidos ascendió a 151 individuos en la noche de Brasil. En Río de Janeiro se toparon dos campeones de la Copa Libertadores por la tercera fecha de la edición 2019 de este certamen y el saldo fue otra mancha a la pelota a pesar del valioso resultado que Peñarol obtuvo frente a Flamengo.

Sacando los incidentes, hubo una contienda muy atractiva con dos elencos que pelean por la clasificación a la siguiente instancia cuanto antes. Los uruguayos habían comenzado su participación con una derrota en Quito pero ahora sumaron dos victorias al hilo, le quitaron el invicto a los brasileros, y treparon a lo más alto del grupo D.

En el primer tiempo, Cristian Rodríguez dispuso de dos situaciones clarísimas para Peñarol, ambas en la puerta del área chica. Una fue tras un error del fondo del Flamengo y la terminó mandando por encima del travesaño. La restante se trató de un desborde por el blanco izquierdo en el cual apuntó bien a la portería pero se encontró con la notable reacción de Diego Álves.

La pieza más peligrosa del local en la noche de Río fue Gabriel hasta que el argentino, Patricio Loustau, lo expulsó por una dura entrada. El 0 a 0 parecía acompañar a ambos hasta el epílogo pero a los 43 llegó el cabezazo del ex Banfield, Lucas Viatri, tras exquisito centro de Lucas Fernández, para estampar el tanto de la victoria en favor del Carbonero.

Al cabo de la mitad de la fase inicial de la Copa Libertadores, Peñarol alcanzó la cima tras dar un nuevo mini-maracanazo. El 1 a 0 posicionó muy bien a los uruguayos que el martes recibirán a Liga de Quito en Montenvideo mientras que Flamengo hará lo propio, recién el jueves, con San José de Bolivia. No obstnate, más allá del resultado, hubo un nuevo episodio de violencia fuera del estadio, con muchos heridos, más de un centenar y medio de detenidos, y otra página negra para el fútbol en su totalidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *