AMISTOSO INTERNACIONAL | MARRUECOS 0 – ARGENTINA 1: EL ÁNGEL DE LA VICTORIA

Foto: Prensa AFA

El combinado albiceleste venció al conjunto marroquí con un tanto de Ángel Correa a falta de cinco minutos para el final, en un partido que tuvo poco fútbol y muchas desprolijidades pero que le dio la tan ansiada victoria al plantel argentino en la gira de amistosos.

Tal vez la característica principal de los 45 minutos iniciales haya sido la cantidad de faltas, o quizás el viento de más de 50 kilómetros por hora o la carencia de juego por parte de ambos equipos. Pero la atención de muchos de los espectadores no tuvo un centro ya que el transcurso del encuentro tendió a aburrir a más de uno por la falta de llegadas en las áreas.

La más clara del primer tiempo la tuvo Argentina. Tras una falta sobre Lautaro Martínez, Leandro Paredes decidió rematar al arco a pesar de la larga distancia que había entre la pelota y el 1 local, pero ese disparo se encontró con el jugador del Inter, quién le dio un cambio de dirección sorpresivo a la trayectoria de la pelota y esta terminó pasando muy cerca del palo izquierdo del arquero.

Poco se pudo ver del planteo de Scaloni. No hubo conexiones entre los futbolistas argentinos ni tampoco remates desde afuera del área. La idea de juego no se vio reflejada por la imposibilidad de poder hacerlo a raíz de los factores citados previamente. La pelota estuvo más en el aire que sobre el césped y su rumbo siempre fue una incógnita.

Ya en la segunda mitad y pasados 8 minutos del arranque, cuando los marroquíes manejaban mejor la pelota y Argentina apuntó a contragolpear, Acuña consiguió llegar al área con la pelota y enviar un centro al punto de penal donde se encontraba el recién ingresado Matías Suárez, pero que Saïss desvió y casi mete la pelota en su meta.

El equipo argentino se pudo acomodar mejor en el complemento, pero las condiciones climáticas y la permisividad del árbitro para golpearse sin sancionar con tarjetas amarillas, no permitieron que los futbolistas pudiesen desplegar sus virtudes, por lo cual no pudieron verse las capacidades verdaderas del conjunto.

Ya cerca del final,  Ángel Correa tras la equivocación de la defensa de Marruecos, robó la pelota esquivó a sus rivales y definió de derecha a izquierda sobre la salida del arquero Bono, a contra pierna del mismo para abrir el marcador y liquidar la historia en suelo africano.

Y sin muchas de las cosas que tiene acostumbrado al público un partido entre selecciones, fue victoria para Argentina de la que tal vez no se pudieron sacar muchas conclusiones luego de este partido, pero la gira en general tal vez pueda darle al entrenador y cuerpo técnico la visión general de los jugadores y su rendimiento en cancha para cuando deba citarlos ya más cerca de Junio y con la Copa América de Brasil a punto de comenzar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *