HUNGRÍA 2 – CROACIA 1: LA RECUPERACIÓN HÚNGARA

Foto: @MLSZhivatalos

Los Magiares Mágicos lograron un rutilante triunfo en Budapest tras derrotar por 2 a 1 a los últimos subcampeones del mundo. Los dirigidos por Marco Rossi derrotaron a la Vatreni que llegaba a este cotejo con el sueño de quedar como único líder del grupo E de las eliminatorias para la Eurocopa 2020.

Zlatko Dalic no tuvo reparos para calificar lo mal que jugó Croacia frente a Hungría. Más allá de ello, los locales apostaron a una serie de cambios tácticos que le dieron rédito y que lo transformaron en justo ganador más allá de haber comenzado la contienda abajo en el tanteador.

Los visitante probaron suerte desde temprano con un fortísimo remate de media distancia del volante del Inter, Iván Perisic, que contuvo bien Peter Gulacsi. No iba a tardar en llegar la apertura del marcador y fue en una desafortunada acción para los locales donde Ante Rebic recibió solo y tocó sutilmente para abrir la cuenta antes del cuarto de hora.

Lo que no pudo sostener el seleccionado que perdió la final de Rusia 2018 ante Francia fue el ritmo impuesto por los de Rossi. A los 33 minutos del primer tiempo, Adám Szalai, el centrodelantero que milita en el Hoffenheim de Alemania, sacó un potente disparo que le venció las manos a Lovré Kalinic y significó el empate.

Los locales se hicieron fuertes. Más allá de la durísima lesión que sufrió Domink Nagy en una jugada que inexplicablemente el árbitro no sancionó penal, se las ingeniaron para seguir siendo punzantes en ofensiva. Su reemplazante, Ronald Varga, probó suerte antes de irse al descanso y el tiro salió realmente cerca. Lo poco que ofrendó la Vatreni en la segunda mitad fue una acción de Perisic que buscó el primer palo sacándose la marca en una baldosa pero sin fortuna alguna con la red. Después fueron puros roces hasta que a la media hora de la segunda parte Mate Patkai debutó inflando redes con los Magiares Mágicos y le dio el triunfo a los de Rossi.

Por historia tal vez no pero por el presente de ambos elencos, fue un batazaco. Croacia, en una noche para el olvido, se fue con las manos vacías de Budapest mientras que Hungría recordó esas épicas épocas de Puskas, ganó 2 a 1, y también quedó compartiendo la cima del grupo E junto a los subcampeones del mundo, Gales, y Eslovaquia para soñar con un lugar en la próxima Eurocopa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *