ATLANTA 1 – ALL BOYS 0: EL BOHEMIO GANÓ EL DERBY Y DEPENDE DE SÍ MISMO

El empate entre Acassuso y Estudiantes de Buenos Aires que prácticamente se jugó al mismo momento que el encuentro en Villa Crespo, renovó la ilusión en el plantel de Alejandro Orfila que festejó en el derby y quedó a un punto de los puestos de ascenso directo al Nacional B con un cotejo pendiente todavía en favor de ellos. El Bohemio venció al Albo por 1 a 0 en un clásico donde el fútbol fue el gran ausente.

Atlanta tenía la imperiosa necesidad de ganar frente a su gente que colmó el León Kolbowsky con la ilusión intacta a pesar de llegar a este encuentro con una racha de seis encuentros sin victorias. All Boys, en contrapartida, estiró a media docena de cotejos sin triunfos con la derrota que se llevó rumbo a Floresta y puso en jaque su participación en el Reducido por la quinta plaza para la segunda división.

La visita extrañó a la dupla técnica dentro de la cancha. Pablo Solchaga, autor de casi cien tantos con la pilcha blanquinegra, y Gustavo Bartelt quien tras salir del Islas Malvinas brilló en el Aston Villa de Ingalterra, Roma de Italia, y Rayo Vallecano de España, solo dieron órdenes de la línea de cal hacia afuera. Pero lo cierto fue que su equipo prácticamente no gravitó en ofensiva.

La etapa inicial fue un compendio de patadas, imprecisiones y pifias. Sólo se salvó Walter Mazzanti, en Atlanta, que fue la figura indiscutida del partido porque divirtió a todos cuando el pleito era realmente aburrido, trabado y tedioso. Una muestra de lo acontecido en el capítulo inicial fue un ensayo de chilena de Nahuel Tecilla que jamás prosperó en el dueño de casa, y un remate completamente débil de Hugo Soria que con una yapa indescriptible terminó ganando un tiro de esquina para All Boys.

La complementaria tuvo otro ritmo porque ni bien empezó, Facundo Melillán le cometió penal a Joaquín Ochoa Giménez. Ignacio Colombini tomó la lanza y el ex Racing, desde los doce pasos, infló las redes de la cueva defendida por Joaquín Pucheta. Así, el local se ponía en ventaja por 1 a 0 y disfrutaba que en Ciudad Evita el Quemero sólo empataba con el Pincha.

El Albo, con la derrota encima, se adelantó tibiamente sólo porque su rival se lo permitió. El ex Argentino de Quilmes, Gabriel Tellas, dilapidó una gran oportunidad con un tiro mordido y, más tarde, Juan Francisco Rago se quedó con un cabezazo bombeado de Milton Céliz. Nada más para los de Floresta que, en el resto del cotejo, aguantaron los empates del Bohemio que no supo como liquidar la historia. El segundo tanto pudo estar en los pies de Fernando Enrique que probó suerte pero se le fue desviado, en la increíble acción de Brian Miranda que sólo frente al arco la mandó por encima del travesaño, o en el vuelo de Pucheta que le desactivó el festejó en el aire al cabezazo del otrora Douglas Haig, Horacio Martínez.

All Boys, con una imagen realmente pálida, se retiró de Villa Crespo sabiendo que deberá levantar cabeza cuanto antes si es que no quiere quedarse fuera del cuadrangular por un lugar en el Nacional B. Atlanta, que ganó 1 a 0, se quedó con el derby y con la ilusión de volver a la segunda división. Lograrlo ya depende pura y exclusivamente de ellos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *