INGLATERRA 5 – REPÚBLICA CHECA 0: EL VIEJO TRUCO DEL SOMBRERO

Foto: @England

Hat Trick, sin lugar a dudas, es un término que deriva del inglés y es con el cual comunmente en el fútbol se llama a quien convierte un triplete. Raheem Shaquille Sterling se llevó la pelota de Wembley donde Los Tres Leones golearon por 5 a 0 a los checos con una descollante actuación de jamaiquino nacionalizado inglés.

Brilló la Inglaterra de Gareth Southgate en el mítimo estadio del país creador del fútbol. Tres festejos del ex Liverpool y actual estrella del Manchester City, uno del enorme Harry Kane, y el restante que fue en contra de República Checa, valieron para que el camino hacia la clasificación de la Eurocopa 2020 comience con el pie derecho en las afueras de Londres.

La visita pudo abrir la cuenta con un zapatazo de Vladimir Darida que se fue desviado. El resto fue todo del dueño de casa que tardó en llegar a la apertura del marcador. No obstante, la superioridad del conjunto local se notaba en cada avance y en las situaciones ofensivas que se creaban contra la retaguardia de Jiri Pavlenka.

A los 23 minutos del primer tiempo, Jadon Sancho, el milenial que la rompe en el Borussia Dortmund, envió un centro por el costado derecho para que Sterling la empuje por el segundo palo con su zurda. Así Los Tres Leones se ponían en ventaja ante El Equipo Nacional en el mítico Wembley. Sin embargo, los de la Europa del Este, estuvieron cerca otra vez, en este caso de empatarlo, con un cabezazo de Tomas Soucek que se fue bien cerca del vértice superior derecho de la cueva de Jordan Pickford.

Parecía que el escueto 1 a 0 acompañaría a ambos elencos hasta el descanso pero un penal en tiempo de descuento le dio la oportunidad a Kane de inflar las redes de su patria una vez más. Y en la complementaria, el dueño de casa, le bajó la persiana a la noche británica con una ráfaga de Sterling.

El jamaiquino, a los 22, recibió una pelota dentro del área grande, giró cual calesita para dejar en ridículo a Ondrej Celustka, y clavó la pelota contra el palo más lejano de Pavlenka. Rápidamente, el hombre del City, probó con su derecha y nuevamente fue el tres visitante su víctima. El esférico rebotó en el desfensor, descolocó al guardameta, y así llegó el cuarto tanto. Pero, en Wembley, hubo tiempo para más y, sobre el epílogo, Tomas Kalas anotó un gol en contra para que los de Southgate decoren la goleada en su propia casa.

República Checa se llevó un durísimo golpe en su visita a las islas británicas. Si bien la derrota podía estar en los planes del equipo de Jaroslav Silhavy, lo que nadie hubiese imaginado fue el abultado resultado. Inglaterra goleó 5 a 0, y Sterling, la gran figura de la noche, enloqueció a todos el gran truco del sombrero. O el hat-trick como lo bautizaron ellos.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*