CHIPRE 5 – SAN MARINO 0: QUE 20 AÑOS NO ES NADA

Foto: AGONAsport.com

La selección conducida por Ran Ben Simon goleó por 5 a 0 a la Sereníssima y picó en punta en el grupo I de las eliminatorias para la Eurocopa 2020. Cuatro goles en doce minutos, dos de ellos en una ráfaga de penales, le permitieron a los locales un abultado triunfo que no pudo romper con el récord que ostentaban desde 1999 cuando vencieron por similar resultado a Andorra.

San Marino vio como se le escapaba un partido en poquísimo tiempo. Juri Frischer, árbitro de Estonia, no tardó en sacionar la pena máxima por partida doble en Nicosia (uno por mano de Mattia Giardia, el otro no existió). Pieros Sotirou, sin piedad alguna, anotó a los 18 del primer tiempo y repitió a los 22 para que Chipre se pusiera en ventaja raudamente y por la vía más simple.

Iban 25 minutos cuando Ioannis Kousoulos capturó un disparó que se iba a perder por línea de fondo, frenó la pelota, y ante todos los jugadores de la visita pidiendo offside, ubicó el esférico contra el palo más lejano de Elia Benedettini. Pero el 3 a 0 sabía a poco. Así fue como pasada la media hora inicial, Georgios Efrem, colgó la bocha de un ángulo y desde afuera del rectángulo mayor.

El dueño de casa se fue al descanso ganando 4 a 0 pero errando por lo menos tres tantos más en la noche europea. El último festejo de la noche llegó a los 10 de la complementaria a través de un cabezazo de Konstantinos Laifis, puntero izquierdo que milita en la Primera División de Bélgica.

Con el correr de los minutos Benedettini se encargó de bajarle la persiana a su arco para evitar que la derrota sea más abultada aún. San Marino prácticamente no gravitó en ofensiva mientras que Chipre se retiró con una sonrisa tras el 5 a 0 frente a la Sereníssima pero, así también, se retiró con la bronca de no poder alcanzar su récord máximo en un cotejo internacional.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*