UNIÓN (SANTA FE) 2 – INDEPENDIENTE DEL VALLE (ECUADOR) 0: DEBUT SOÑADO PARA EL INFARTO

Foto: Prensa Unión

Unión fue el mismo equipo intenso de la Superliga en la Copa Sudamericana. El Tatengue no se achicó ante los “flashes” de su debut exclusivo en torneos internacionales y venció merecidamente por 2 a 0 a Independiente del Valle en un partido para el infarto. Nicolás Mazzola y Augusto Lotti convirtieron sus primeros goles oficiales de una formación que encima falló dos penales. A pesar de las chances desperdiciadas, los santafesinos lograron una diferencia importante para viajar a Ecuador en un mes.

Intensidad, presión, toque y el juego rápido que lo caracteriza. Los hombres de Leonardo Carol Madelón tomaron el protagonismo desde arranque ante un rival con muchas ausencias por la fecha FIFA. Las llegadas empezaron a caer en el arco defendido por Piedra y los resultados no aparecían. Y así, de tanto intentar, Diego Zabala se iluminó y le cedió un pase rasante a Nicolás Mazzola que quedó sin marca, corrió con la pelota unos metros y definió al palo más lejano cuando el arquero achicaba. Un gol para la historia, el primero en el plano internacional. El Tate le cedió un poco la bola a los ecuatorianos pero no lastimaron a Nereo Fernández. Sobre el final de la primera parte, derribaron en el área a Franco Fragapane y el juez colombiano cobró penal. El mismo jugador lo pateó aunque lo mandó afuera.

Parecía que el penal fallado podía incidir en el rendimiento del club argentino, sin embargo Unión fue un equipo incómodo para su rival por la presión alta y veloz recuperación. No abundaron las chances de peligro (se destaca un cabezazo de Yeimar Gómez Andrade). Otra vez, en el epílogo del segundo tiempo, el Rojiblanco contó con otro penal y el cambio de ejecutor no modificó nada: Diego Zabala estrelló la bola en el travesaño y la misma se fue por encima del parante. Otro lamento pensando en la vuelta pero el fútbol es indescifrable. El Tate continuó buscando en lo poco que quedaba y encontró el segundo en una jugada sucia gracias a Augusto Lotti que definió en el área chica e hizo explotar al 15 de abril.

Un 2 a 0 sufrido e intenso. Unión estuvo a la altura de su debut internacional y, al menos, se llevó un diferencia de dos goles a pesar de los dos penales fallados. Un debut soñado y para el infarto.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*