ACASSUSO 2 – FLANDRIA 2: AMÉRICO TV

Las cámaras condenaron al juez. Más allá de las protestas y de la bronca del Canario, nada cambiará el resultado en Ciudad Evita pero sí dejará expueso a Américo Monsalvo que, en una ráfaga, sancionó dos penales para el Quemero con los que, el equipo de Rodolfo Della Picca le igualó a los de Andrés Montenegro 2 a 2 en Ciudad Evita.

Flandria ganaba y se acomodoaba mejor dentro de los puestos del Reducido para aspirar al quinto pasaje al Nacional B. Quien ponía en riesgo su plaza de ascenso directo era Acassuso que, con dos partidos más que Atlanta, sumaba su segunda derrota al hilo y podía caer al escalón del cuadrangular para intentar el objetivo por la vía más complicada.

Los de San Isidro arrancaron mejor que su rival con un par de intentos de Damián Salvatierra y uno de Agustín Auzmendi que encontraron en Mauro Ruggiero a una de las grandes figuras de la tarde en cancha de Sportivo Italiano. Así como la pelota no quería entrar para el local, tampoco lo hizo para la visita ya que Enzo Acosta tuvo en sus pies la gran oportunidad aprovechando que el esférico se desvió en el ex Platense, Alan Sánchez, pero encontró la mayestática reacción de Carlos Kletnicki para bajarle la cortina a su retaguardia.

El 0 a 0 los acompañó al descanso con varias acciones para destacar y prometiendo una complementaria que tuvo realmente de todo. A los 3 minutos, Flandria abrió la cuenta por intermedio de Esteban Ciaccheri tras una gran asistencia de taco para estampar el 1 a 0. Iban 24 y Leonel Álvarez estiró la diferencia después de una magnífica jugada colectiva que le permitió internarse dentro del rectángulo mayor por el costado izquierdo e inflar las redes. Así Acassuso se encontraba abajo el en tanteador y debía revertir una diferencia bastante dura en poco tiempo.

Los de Jáuregui se llevaban tres puntos de oro, como el amarillo de su camiseta, para aferrarse al cuadrangular por el quinto ascenso. Hasta que Monsalvo sancionó el primer penal de la tarde comprendiendo que Diego Sosa frenó con su mano un remate con destino de gol. Sánchez lo ejecutó a colocar, Ruggiero evitó el tanto, pero el otrora Huracán y O´Higgins de Chile, capitalizó el rebote y anotó el descuento.

Los de Montenegro movieron del medio, perdieron la pelota, Esteban Pipino corrió por el costado zurdo, enganchó hacia el área y se topó con Juan Cruz Randazzo. El árbitro corrió nuevamente marcando la pena máxima. Alan Giménez lo empujó, y Monsalvo lo amonestó. Luego llegó Acosta y vio la roja. Las protestas se extendieron hasta que también le mostró la amarilla a Alejandro González. Todo era un caos y de ello se aprovechó el diez del equipo de «Fito» quien, desde los doce pasos, igualó el cotejo.

Flandria se retiró con una furia descomunal frente a quienes debían impartir justicia en cancha de Italiano. Ganaban 2 a 0 y, en un parpadeo, empataron 2 a 2. Con ese punto, Acassuso se aseguró provisoriamente que Atlanta no pueda arrebatarle el puesto de ascenso directo al cabo de esta fecha al menos. Y Américo saltó a la fama porque todo se viralizó por la TV.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *