HURACÁN 1 – SAN MARTÍN DE TUCUMÁN 3: PROBLEMAS ELÉCTRICOS

El Globo sumó otra noche negra en este 2019 y tropezó por 3 a 1 frente al Ciruja en Parque Patricios. Antonio Mohamed optó por un equipo muletto para recibir al Santo pensando en el cotejo frente a Emelec por la segunda fecha de la Copa Libertadores pero claramente hubo una falla notable en la conexión de sus jugadores que dejaron una pálida imagen ante su gente.

San Martín de Tucumán aprovechó la derrota de Patronato, el empate de San Martín de San Juan, y con la victoria en el Tomás Adolfo Duco dio un gran paso hacia la permanencia en la Superliga de la mano de Ricardo Caruso Lombardi. Huracán, en contrapartida, hilvanó su tercera derrota al hilo que le hizo pasar de los puestos de Copa Libertadores a los de Sudamericana quedando al borde directamente de no jugar ningún torneo internacional el año entrante.

Hasta el primer tiempo pareció un partido parejo. La primera clara fue del Quemero gracias a un desborde de Andrés Chávez que terminó colgando de la tribuna Javier Mendoza. Después llegaron los del Jardín de la República con un buen tiro libre de Nicolás Giménez que Fernando Pellegrino despejó con sus yemas al tiro de esquina. Y, tras ese córner, la visita abrió la cuenta cuando Matías García robó una pelota en la salida del Globo, elaboró una hermosa pared, y definió con clase para estampar el 1 a 0 en Capital Federal.

Pellegrino evitó la caída de su valla a los 19 minutos deteniendo con la pera un fortísimo remate de Giménez. San Martín de Tucumán estaba más cerca del segundo que Huracán del empate pero un zapatazo de Patricio Toranzo de 70 metros encontró toda la potencia de Chávez para ganarle con el cuerpo a su marca e inflar las redes de la cueva de Jorge Carranza.

Antes de irse al descanso, los de Caruso Lombardi estuvieron cerca de volver a ponerse en ventaja con dos intentos de García mientras que el conjunto del «Turco» Mohamed hizo lo propio con disparos sin puntería del «Pato» Toranzo y del «Travieso», Daniel Hernández. Carentes de fortuna, sendos elencos marcharon al descanso igualados en uno.

San Martín de Tucumán aprovechó los 45 minutos finales para jugar con otra tenacidad y rescatar los tres puntos que habían empezado a cosechar desde temprano. A los 4, Andrés Merlos vio un pisotón de Carlos Araujo sobre García dentro del área y sancionó la pena máxima. Giménez desde los doce pasos cambió penal por gol y a partir de ese entonces todo fue inconexo para Huracán.

El Globo atinó a emparejar el marcador con un disparo desde lejos de Hernández y con una palomita de Nicolás Cordero que se fue apenas por encima del travesaño. También Chávez, de buen partido, quiso empatarlo nuevamente pero no pudo. No había equipo. El Quemero dependía de sus individualidades hasta que el Ciruja dio la estocada final. Juan Ignacio Sills dejó corto un pase hacia atrás, Lucas Merolla no reventó a tiempo, y Luciano Pons corrió solo contra Pellegrino para marcar el último tanto de la noche porteña.

San Martín de Tucumán cortó una racha de siete encuentros sin victorias y derrotó por 3 a 1 a un rival que no levanta cabeza. Huracán, en este caso por cuidar a sus titulares pensando en el encuentro frente al conjunto Eléctrico en Guayaquil, mostró un cortocircuito alarmante que se arregla en Guayaquil o termina explotando por todos lados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *