U DE CONCEPCIÓN 5 – SPORTING CRISTAL 4: ¡UN PARTIDAZO DE LA CONCEPCIÓN DEL PATO!

Foto: @FutbolUdeC

En el debut de grupo C de la Copa Libertadores de América, el Campanil derrotó por 5 a 4 a La Máquina Celeste en un partidazo digno de merecedores exabruptos. Los chilenos ganaban 2 a 0, los peruanos se lo empataron, los locales volvieron a sacar dos tantos de ventaja pero los oriundos de Lima igualaron sobre el epílogo. Hasta que Patricio Rubio, figura indiscutida de la tardenoche, puso cifras definitivas en un encuentro de… la concepción del «Pato».

Tremendo. Fabuloso. Por donde se lo mire, mágico. Para retroceder el tiempo y observarlo nuevamente. Universidad de Concepción triunfó en el arranque y se trepó a lo más alto de la zona gracias al empate que un día atrás habían ofrendado Godoy Cruz de Mendoza y Olimpia de Paraguay. Destacable también la actuación de Sporting Cristal que supo reponerse de la adversidad aunque terminó yéndose del país trasandino con las manos vacías.

Por lo mostrado en el primer tiempo, nadie imaginaba un resultado semejante al finalizar la contienda. Sí fue clave el cambio por lesión del ex Racing, Germán Voboril, pues en su reemplazo ingresó una pieza fundamental en el triunfo del dueño de casa. De hecho, Nicolás Orella fue quien tuvo en sus pies el primer grito del partido pero no contó con la fortuna deseada.

Combinaba muy bien la Universidad de Concecpción con el juego asociado entre el argentino Guido Vadalá, el ya mencionado Orellana, y Hugo Droguett. De los pies de este último, y en tiempo de descuento en etapa inicial, nació la asistencia para el «Pato» Rubio que sacó un zapatazo que se transformó en el primer gol de los cuatro que terminaría convirtiéndole al Sporting Cristal.

El 1 a 0 con el que marcharon al descanso, fue sólo un aperitivo de lo que vendría después. El segundo tiempo fue un espectáculo para aplaudir de pie a sendos equipos. A los 5 minutos de la complementaria, Orellana desbordó por el costado izquierdo y envió un centro al punto penal donde Rubio, sin marcas, fusiló a Patricio Álvarez para ampliar el marcador.

La «U de Conce» se floreaba y disfrutaba semejante resultado pero la alegría le duró realmente poco. Iban 10 cuando Christofer Gonzáles recibió por el flanco zurdo, empezó a cerrarse buscando un mejor perfil, nadie salió a achicarlo y el delantero ubicó el esférico contra la base del palo más lejano de la cueva de Cristian Muñoz.

Si el 2 a 1 armó de nuevo el partido, el raudo empate del Sporting Cristal generó, por donde se lo mire, una expectativa enorme. Sin embargo, antes de la parda, el travesaño le había negado el tercero a Orellana mientras que, en la contra, el uruguayo Cristian Palacios conectó de cabeza por el segundo palo para cambiarle la trayectoria y borrarle la sonrisa a la Universidad de Concepción en su propio domicilio.

A la contienda le faltaba una media hora que fue apasionante. Los peruanos estuvieron realmente cerca de dar vuelta la historia pero Muñoz tuvo una doble salvada magistral cuando iban 19 minutos de la complementaria. Y a los 27, Orellana, tuvo su gran premio tras empujar un rebote en el área grande y estampar el 3 a 2 para los de Francico Bozán. Y después de festejar su tanto, se vistió de asistente, para que Rubio convierta su hat-trick a diez del final.

¿Cuatro a dos y partido liquidado?. No. Claramente que no. Treinta y nueve de la segunda parte y Emanuel Herrera recibió una pelota en el vértice del área chica para castigar con fuerza y marcar el descuento. No terminó de acomodarse el Campanil que recibió un durísimo cachetazo. Ciento veinte segundos después el uruguayo aprovechó el desorden defensivo del local para empujar un centro a la olla y emparejar nuevamente el cotejo.

La Máquina Celeste, en una doble remontada memorable, se llevaba un punto para Lima aunque, semejante encuentro, todavía tenía una emoción guardada. Y así fue como en el tercer minuto de descuento, Rubio se encontró con una pelota boyando para redondear su tardenoche perfecta, convertir el cuarto de su cosecha personal y el quinto de su equipo para devolverle el triunfo a los chilenos en una jornada involvidable.

La Universidad de Concepción venció por 5 a 4 en el debut de la Copa Libertadores 2019 al Sporting Cristal. Cuatro goles para el dueño de casa fueron convertidos por el ex Colo Colo y Universidad de Chile, Patricio Rubio. Sin dudas, un cotejo que amerita elogiarlo con exabruptos. Podría hablarse de la cloaca de la lora. Pero mejor calificarlo como un partidazo de la Concepción del «Pato».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *