ALMAGRO 1 (4) – ATLÉTICO RAFAELA 1 (2): LA ÉPICA FALLIDA

El Tricolor y la Crema se enfrentaron en un partido en el que los de Buenos Aires fueron ganando hasta el final pero que los de Santa Fe y bajo la lluvia empataron en el último minuto, aunque en los penales defraudaron a su público y no llegaron a patear el quinto, en el estadio Centenario de Quilmes por los 32avos de la Copa Argentina.

Durante casi todo el primer tiempo las ocasiones más claras las tuvo Rafaela de la mano de su 9, Marco Borgnino. En la primera, condujo un fascinante contraataque que Albertengo no supo aprovechar y que, a pesar de estar mano a mano, definió al cuerpo del arquero. En la segunda, gambeteó por dentro del área y remató al segundo palo pero se fue por poco la redonda. Y en la tercera, que no fue la vencida, tras una muy veloz corrida del 11 hermano del delantero de estudiantes, y un buen centro al costado derecho del rectángulo que custodia el arco, Borgnino pudo rematar con su potente zurda, pero el esférico se fue rozando el poste.

Almagro llegó varias veces pero no fue contundente en la mayoría de las oportunidades que tuvo y no puso en aprietos al 1 de la Crema. Así fue hasta el minuto 41, cuando el bueno de Acosta robó la pelota al borde del área rival en un descuido de la defensa de Rafaela y definió al primer palo tras el achique del 1 para abrir el marcador y poner a su equipo en ventaja e irse de esta manera al vestuario.

Ya en los segundos 45, los de Esmerado salieron a florearse al campo de juego con la tranquilidad de la ventaja. Toques, paredes y grandes combinaciones para desactivar la defensa del equipo santafesino que, comenzando a desesperarse, buscó incesantemente la pelota y generar acciones de juego peligrosas, pero no pudieron hacerlo por el gran nivel de los jugadores del conjunto de Buenos Aires. La gran figura de los falsos locales fue Damián Arce, quien con su habilidad creó constantemente jugadas que podrían haber sido gol, pero que los delanteros malograron en más de una ocasión.

A falta de 20’ para el final los dirigidos por Juan Manuel Llop, salieron a buscar el empate con mucha intensidad, la misma que tuvieron las nubes en la tarde noche de Quilmes al enviar un fuerte diluvio sobre el estadio y una gran parte de la provincia. Toda la claridad que le había faltado a la Crema en la primera parte, le llegó en el final. Más de una vez tuvo la chance de igualar el marcador, pero entre el arquero Horacio Ramírez y las malas definiciones de los delanteros, el balón no pudo inflar la red.

La calidad del partido fue disminuyendo a medida que aumentaba el agua que caía del cielo, pero el milagro llegó. Segundos faltaban para que terminara el adicionado que había dado el árbitro Mario Ejarque pero tras una serie de rebotes, pifias y un pase claro de Emiliano Romero para que Borgnino defina por entre las piernas del arquero, el Celeste llegó al empate y de esta manera épica, logró pasar a la ronda de penales para definir el encuentro.

Poco tuvo de épica la remontada con lluvia incluida, ya que cuando Juan Cruz Esquivel tomó la pelota para patear el cuarto penal, estaba en la cuerda floja por el tiro fallido de Lucas Blandel en el segundo remate y por la eficacia de los pateadores de Almagro, por lo tanto el número 17 envió la pelota por encima del travesaño y la fiesta fue Tricolor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *