Gimnasia derrotó por la mínima a Independiente en el Bosque, cortó la mala racha en un partido complejo para engrosar promedio y llegar más liviano al Clásico contra Estudiantes del próximo domingo. El Tripero juntó méritos para quedarse con el resultado y rompió la tensión del cero iniciando el complemento con la linda diana de Lorenzo Faravelli. El Rojo, que tuvo alguna clara para convertir, jugó por debajo de sus posibilidades y sigue lejos de la victoria.

El Estadio Juan Carmelo Zerillo sirvió de escenario para que el Club de Gimnasia y Esgrima La Plata reciba al Club Atlético Independiente en la continuidad de la vigesimoprimera jornada de la Superliga. El Lobo, ahora conducido interinamente por Hernán Darío Ortíz, buscaba volver a la victoria tras tres partidos para tomar distancias de la zona roja. En tanto el Rojo, conducido por Ariel Holan, necesitaba recuperarse de la derrota ante Racing en una cancha que históricamente adversa y con la mira puesta en la zona de clasificación para las próximas copas.

Gimnasia entregó mejores sensaciones desde el inicio, intentó jugar sin inhibiciones y desde la pegada de Víctor Ayala generó un par de situaciones que pusieron en jaque la portería visitante forzando respuestas del golero Campaña. Además el Tripero también lastimó con sus intérpretes bolivarianos, los venezolanos Jan Hurtado y Jesús Vargas tuvieron su tiro limpio; incluso este último dejó mano a mano a Faravelli en un duelo ganado por Martín Campaña.

El Rojo fue una sombra en ofensiva, no encontró lugar para intentar su habitual fútbol asociado y aunque logró momentos de dominio territorial le costó bastante bajarlo a opciones nítidas. Dicho esto fue Independiente quien tuvo la chance más clara de la etapa inicial, un tiro desde la esquina izquierda levantado por Gaibor que encontró el cabezazo de anticipo de Martín Benítez; Alexis Martín Arias metió el manotazo a un balón que terminó besando el hierro antes de salir.

Ya en el complemento el Lobo consumaría su merecida ventaja, corrían seis minutos cuando Jan Hurtado bancó dentro del área el lateral impulsado por Facundo Oreja para girar y generar rebote ofensivo; Lorenzo Faravelli lo capturó en puertas de la medialuna para sacar un maravilloso derechazo de primera que explotó a puro veneno entre Campaña y su hierro izquierdo. Arriba el Tripero.

El Rojo acusó el golpe, intentó esbozar respuestas en desventaja y aunque tuvo la pelota no pasó del tiro largo de Martín Benítez que Alexis Martín Arias contuvo con alguna dificultad. Gimnasia fue bajando la cortina metálica hasta abrochar el triunfo, de todas formas pudo liquidar con un par de intentos; Maxi Comba recuperó pero Figal se cruzó justo, luego Santiago Silva definió desviado de frente al arco.

Ganó Gimnasia un partido pesado, cortó su racha de tres si victorias y llega con más esperanza al clásico ante Estudiantes, el venidero domingo en el Único. El Lobo suma 22 unidades y seis lo separan de la zona de descenso cuando restan doce, no puede relajarse pero el panorama indica que depende solo de sí mismo.

Independiente volvió a perder y solo ganó uno de sus últimos nueve duelos por Superliga. El Rojo se movió lejos de su mejor versión, quedó a fuera del corte clasificatorio para la Sudamericana 2020 pero solo una unidad lo separa del objetivo. El Diablo se medirá mañana ante Atlas por Copa Argentina mientras que el próximo domingo recibirá a Aldosivi.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *