Foto: Leonardo Vincentini - La Capital

Rosario Central y Belgrano de Córdoba no pudieron pasar del cero en Arroyito, aun generando situaciones nítidas para lograrlo. El Canalla fue quien más lo intentó, sin embargo las pocas veces que logró limpieza en sus intentos chocó con César Rigamonti y ya lleva ocho sin ganar en Superliga. En tanto el Pirata, que empató sus seis cotejos del año, se mantiene en zona de descenso.

La vigesimoprimera jornada de la Superliga tuvo su historia en el Estadio Gigante de Arroyito, allí donde el Club Atlético Rosario Central recibió al Club Atlético Belgrano de Córdoba. El Canalla, dirigido interinamente por Paulo Ferrari, llegaba inmerso en un mar de complicaciones deportivas; solo ganó uno de sus últimas 14 presentaciones por torneo, se quedó sin Edgardo Bauza e inició la defensa de su título en Copa Argentina con una dolorosa eliminación ante Sol de Mayo de Viedma.

En tanto el Pirata, conducido por un Diego Osella que no pudo sentarse en el banco por ingresar tarde al field, buscaba una victoria que potencie su seguidilla de cinco empates consecutivos en la lucha por mantenerse en Primera. El Celeste llegaba en zona roja pero sabía que ganar podía sacarlo al menos transitoriamente.

La Academia rosarina tuvo la iniciativa y durante el primer cuarto de hora lograría lo que en retrospectiva sería la opción más nítida de toda la tarde; Leonardo Gil recibió la pelota en plena medialuna y desde allí sacó el zurdazo que encontró la buena respuesta de César Rigamonti. Belgrano logró desatarse con el correr de los minutos e incluso terminó la etapa inicial dejando mejores sensaciones y un par de shots peligrosos a cargo de Mauricio Cuero y Federico Lértora.

Ya en el complemento Central volvió a mostrar en ataque con un desborde del capitán Germán Herrera que culminó con el shot de Walter Camacho a posición de Rigamonti. El golero fue importante para desactivar los tiros limpios que logró la Academia contra su portería, incluyendo uno complicado de Jonás Aguirre.

El Canalla hizo el gasto, metió gente en ataque y los ingresos de Zampedri y Riaño parecieron darle otro volumen ofensivo; de todas formas Central no terminó de encontrar las mejores definiciones y cuando impulsó impactos claros chocó con la seguridad del uno Pirata.

Los instantes finales fueron favorables al Celeste, que explotó el resto físico de Cuero por banda derecha y tuvo su bala de plata con el potentísimo remate de Gabriel Gudiño que Jeremías Ledesma envío e forma sensacional a córner.

Fue final y parda en cero. Central lleva ocho juegos sin ganar por Superliga, donde no vence desde el 23 de noviembre del 2018. El Canalla ya posó su atención en la tabla de promedios de la próxima temporada, por lo tanto deberá buscar sumar la mayor cantidad de porotos posibles en lo que queda de actual torneo. Y como si todo esto no fuera suficiente ahora la Academia deberá iniciar su camino en la Libertadores 2019, el venidero miércoles recibirá a Gremio.

Por su parte Belgrano hilvanó su sexto empate, todos ellos logrados en 2019. El Pirata cerrará la fecha en zona de descenso, dos puntos debajo del exhumado San Martín de San Juan y a la espera de lo que ocurra con el resto de los juegos de la fecha. El próximo viernes tendrá un match determinante ante Patronato en Córdoba, otro de los implicados en la lucha por la permanencia.    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *