TENIS – JUAN IGNACIO LONDERO, UN PROFETA EN SU TIERRA

Foto: @londerojuan

Juan Ignacio Londero cerró una semana de ensueños coronándose campeón de la primera edición del ATP 250 de Córdoba, su tierra natal. En la final venció por 3-6, 7-5 y 6-1 a Guido Pella y escaló hasta el 60º escalafón del ranking mundial.

Con una buena organización, gran convocatoria de público y una final íntegramente albiceleste finalizó la primera edición del Abierto de Córdoba. El “Topito” Juan Ignacio Londero, oriundo de Jesús María, no registraba victorias a nivel ATP y accedió al main draw del certamen con una invitación especial.

Tuvo un auspicioso debut dejando en el camino al chileno Nicolás Jarry, luego superó al italiano Lorenzo Sonego y posteriormente, llegó la seguidilla de duelos ante compatriotas, primero venció a Pedro Cachín en cuartos y en la semifinal su víctima fue el azuleño Federico Delbonis que destrozó con un 6-1 y 6-0 casi sin despeinarse. Así arribó al encuentro decisivo frente a Guido Pella.

El zurdo bahiense, con más experiencia y mejor posicionado en el ranking, tuvo un mejor comienzo y se quedo por 6-3 con la primera manga. En el segundo parcial, la tendencia del partido continuó favorable a Pella que había conseguido quebrar nuevamente el saque del cordobés en el sexto game y adelantarse 4-2, sin embargo, Londero no se frustró, siguió luchando y consiguió rápidamente reponerse y terminó por dar vuelta el marcador para imponerse por 7-5 en ese segundo set.

El cordobés extendió y acrecentó su envión anímico en el siguiente capítulo, en tanto, su rival sintió el impacto y fue enredándose en sus propios errores. Londero quebró de entrada el servicio de Pella y encaminó el set en su favor, resolviéndolo con un holgado 6-1, completando una faena que al inicio de la semana se asemejaba mucho más a una utopía que un sueño factible.

Con esta coronación en la Docta, Juan Ignacio Londero, a los 25 años, no solo consiguió sus primeros triunfos en el circuito ATP, avanzó 43 posiciones en el ranking, accedió a jugar el ATP de Buenos Aires y se aseguró un lugar en el cuadro principal de Roland Garros y Wimbledon. También se convirtió en un ejemplo que con trabajo, constancia y sacrificio, los resultados pueden llegar y los sueños, hasta aquellos más fantásticos, tienen chance de transformarse en una dulce realidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *