GODOY CRUZ 3 – SAN MARTÍN (TUCUMÁN) 2: PRIMER FESTEJO CON VINO EN 2019

Foto: Prensa Godoy Cruz

La primera victoria del año le costó más de la cuenta a Godoy Cruz. A pesar de tener un hombre de más durante todo el segundo tiempo, sufrió bastante pero al final pudo festejar y sacarse la maldición de tres derrotas seguidas en el torneo en el 2019. Mientras que San Martín de Tucumán puso todo el esfuerzo aunque regresó con las manos vacías. Gracias a dos penales, bien cobrados ambos, que el Morro García cambió por gol y un tanto del debutante Merientiel, el Tomba cosechó su primer triunfo. Bieler y con un gran tiro libre de Gómez el tucumano casi rescata un empate en Mendoza.

Un primer tiempo de Godoy Cruz con dos caras porque comenzó de la mejor forma con el manejo del balón y tomando la iniciativa contra un Santo que se refugió en su campo esperando el error del rival. Pero ninguno de los dos pudo sacar una ventaja en situaciones de riesgo. La primera fue para el Ciruja con un remate de Pons que se fue desviado. El Tomba respondió con una de Angelito González que también pasó cerca del ángulo derecho del arco de Carranza. Hasta que Lucero se despegó de su marca dentro del área y el arquero lo derribó. El Morro García hizo su primer grito desde los doce pasos. A partir de ahí, el Bodeguero cedió terreno y el Ciruja se agrandó. En una falla conjunta en la defensa de Godoy Cruz, el Taca Bieler, de media vuelta, colocó el empate. El local sintió el golpe y el Ciruja era más. En el final, una corrida del Morro García, que ingresó en el área, terminó con un agarrón de Acevedo que el árbitro Barraza no dudó y otra vez cobró penal a favor del local. Además le sacó la roja al defensor tucumano. Nuevamente, el uruguayo definió de gran forma para irse al descanso en ventaja gracias a dos penales convertidos por el ídolo del Bodeguero.

En el complemento, los dirigidos por Marcelo Gómez desperdiciaron la ventaja de la expulsión y nunca pudo darle el golpe del final al Santo tucumano. Se agigantó la figura de Bernardello, en la mitad de cancha del Tomba, para darle un poco claridad a un equipo que nunca encontró el orden. San Martín con más empuje que fútbol le provocó más de un dolor de cabeza a la última línea del Tomba. Rodrigo Gómez le dio el empate con un formidable tiro libre cerrado que se le coló al arquero Ramírez. Pero no duró demasiado la alegría rojiblanco porque sacó del medio y el debutante Merientiel hizo su debut con gol para desatar el festejo en la tribuna sur del Malvinas Argentinas. De ahí se partió en dos la cancha, con un Expreso con superioridad numérica para definirlo y un elenco de Coyette que desafiaba a la floja defensa del Bodeguero.

Pitazo final para el desahogo de los tombinos que lograron festejar por primera vez en el año mientras que San Martín sigue muy complicado con el tema del descenso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *