Foto: @EdelpOficial

El Pincharrata frenó el andar del Patrón que soñaba, este fin de semana, con salir definitivamente de la zona del descenso en la Superliga. Los dirigidos por Leandro Benítez volvieron a la victoria después de seis encuentros para arrimarse y aspirar a luchar por una plaza de Copa Sudamericana de aquí al final de la temporada.

El sofocante calor fue protagonista en este retorno de Estudiantes de La Plata a la ciudad de las diagonales. El Único volvía a rugir con el León y, como si la mística hubiese quedado intacta, los locales se aprovecharon de un Patronato que jugó con diez hombres durante casi una hora neta de reloj.

Brilló el Pincharrata. En una verde gramilla que dejaba mucho que desear, el equipo de Benítez mostró buen fútbol con pases y también interesantes lecturas para aprovechar las enormes dimensiones del recinto. El uruguayo Manuel Castro lo tuvo en un par de oportunidades pero no pudo abrir la cuenta. Más tarde Sebastián Bértoli se vistió de héroe para desviar un cabezazo sin imaginarse que, rápidamente, por la misma vía, Jonathan Schunke iba a conectar un tiro de esquina a la perfección para estampar el 1 a 0 definitivo.

Iban 25 minutos del primer tiempo pero aún había tiempo para más. A los 33, Nahuel Estévez estrelló un penal en el palo derecho de Bértoli. Sesenta segundos más tarde, Federico Bravo fue con plancha ante la entrada de Rodrigo Braña y Leandro Rey Hilfer no tuvo piedad con el volante del equipo de Patronato. Así Estudiantes cerraba un gran período y con una merecida ventaja en el tanteador.

La complementaria tuvo al elenco de Paraná un poco más volcado al ataque en pos de conseguir, mínimamente un empate. Las condiciones eran adversa para el conjunto entrerriano pero, de todos modos, se las ingenió para probar suerte con un buen intento de Gabriel Compagnucci y, una mediavuelta, de Germán Berterame. Mientras tanto, el León, sólo tuvo una situación inmejorable que el uno de la visita salvó de manera sensacional.

Patronato, que llegaba a La Plata con el sueño de salir de la zona de los promedios, volvió a la Mesopotamia con las manos vacías. Estudiantes ganó 1 a 0 para cortar una racha extensa sin victorias y para que el sueño de meterse en algún torneo internacional en 2020 no quede tan relegado. Sino, se iba a poner bravo el panorama para los de Benítez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *