Foto: Twitter oficial Lanús - @Clublanus

Lanús derrotó por dos a cero a Gimnasia en La Fortaleza y estiró a cuatro su racha victoriosa en la Superliga. El Granate destrabó un cotejo apretado con dos dianas en los últimos diez minutos de la primera mitad, Pepe Sand abrió la cuenta de penal mientras que Leonel Di Plácido consumó el segundo. El Lobo reaccionó tarde y sigue apretado en la lucha por la permanencia.  

El arranque de la decimoctava fecha de la Superliga tuvo su historia en el Estadio Néstor Díaz Pérez, allí donde el Club Atlético Lanús recibió al Club de Gimnasia y Esgrima La Plata. El Granate, dirigido por Luis Zubeldía, venía de lograr ante Colón su tercera victoria al hilo. Por su parte el Lobo, conducido por Pedro Troglio, llegaba de cortar una racha de seis presentaciones sin triunfos por el campeonato derrotando a Tigre en El Bosque.  

El partido tardó en armarse, Lanús tuvo mayor voluntad ofensiva e incluso generó un gol bien anulado a Sand por posición adelantada. El Lobo en cambio esperaba en campo propio el momento de dar el zarpazo vía contragolpe, apoyándose en la velocidad de Matías Gómez y algunas apariciones de Lorenzo Faravelli y Maximiliano Comba.

La tensión del cero terminó por romperse a diez del descanso, tras un empujón de Gonzalo Piovi a José Sand que el juez Pablo Echavarría juzgó como penal; el propio Pepe cobró la ejecución con derechazo cruzado a gol, Alexis Martín Arias adivinó la punta y aunque logró tocar no desvió. Arriba el Grana gracias a su goleador, quien anotó su segunda diana en tres cotejos.

Y la cosa no quedó ahí, ocho minutos más tarde Marcelino Moreno sacudió con potente derechazo desde afuera del área que Martín Arias bloqueó con rebote largo; la redonda quedó servida a un Leonel Di Plácido que conectó de primera un precioso shot cruzado a gol, a metros del área chica. Dos pepas en menos de diez minutos para que tome forma el triunfo local.

Ya en el complemento el Lobo tuvo alguna para descontar, la más clara un zurdazo de Maxi Comba desviado ante la salida de Ibáñez. El ex Estudiantes de Rio Cuarto terminó siendo, en retrospectiva, el futbolista más ofensivo que tuvo GELP en la noche sureña. La ventaja Granate no quedó comprometida hasta el pitazo final, ganó Lanús su cuarta diana en fila.

Tres jugados, tres ganados para los de Zubeldía en este 2019. Lanús trema a la décima posición con 24 unidades, apenas una por debajo del corte clasificatorio para la Sudamericana 2020. El próximo domingo visitará La Bombonera para medirse ante Boca.

Gimnasia no pudo estirar su remontada y volvió a perder, sexta caída en las últimas ocho presentaciones por Superliga. El Lobo se mantiene entre los seis peores de la tabla general y solo cinco dianas lo separan de Patronato, quien al momento encabeza los cuatro peores promedios. El Lobo irá por la recuperación en otra parada brava, recibiendo el sábado a Defensa y Justicia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *