HURACÁN: UN GESTO QUE DEMUESTRA QUE NADA ESTÁ PERDIDO

Foto: @CAHuracan

Muchos medios se alimentan de la violencia en el fútbol y la fomentan. Sin dudas es el negocio de unos pocos que aprovechan las diferencias de colores, de creencias, y zanjan esos aspectos en pos de beneficios que perjudican al deporte en sí. El Globo de Parque Patricios, una vez más, dio muestras de que no todo está perdido y solicitó ayuda para un socio de su eterno rival, San Lorenzo de Almagro.

La cuenta oficial de Twitter del Ciclón había pedido dadores de sangre para Mateo Schale, hincha del Cuervo que lucha contra una leucemia aguda. El comunicado de la entidad Azulgrana consistía en aercarse a al Hospital Italiano (ubicado en Juan Domingo Perón 4190 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires) de lunes a viernes de 8 a 15, y sábados de 7.30 a 11. Sino también podrían hacerlo en la sede que el nosocomio posee en San Justo de lunes a viernes de 8 a 12 (dicho establecimiento está ubicado en Juan Domingo Perón 2231).

Más allá de la petición de San Lorenzo, y de la súplica de todos por dar una mano, hubo un club que no hizo oídos sordos al asunto. Huracán de Parque Patricios, su clásico, el oponente de siempre en todo deporte, el vecino, se sumó al pedido: «¡Mateo nos necesita! Invitamos al pueblo quemero a acercarse al Hospital Italiano».

El gran gesto del Globo y la unión en todo momento nos permitió darnos el lujo de saber que Mateo Schale no está solo. El paciente está más acompañado que nunca. Y el fútbol también. Porque entre todos los que buscan romperlo, los de La Quema se acercaron a Boedo, para demostrar que no está todo perdido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *