LUJÁN 0 – DEPORTIVO MERLO 0: LES QUEMABA LA PELOTA

Por: Marcelo Patroncini

El Lujanero y el Charro abrieron el telón del 2019 con un empate 0 a 0 que será recordado por las pocas acciones de riesgo que ofrecieron pero, así también, por la agobiante jornada de domingo con temperaturas que superaron los treinta grados y sensaciones térmicas que fueron aún mayores.

Ni Luján logró achicar distancias para acercarse al Reducido, ni Deportivo Merlo logró trepar un peldaño hasta que juegue Excursionistas. Lo positivo para el local es que con la parda sumó seis encuentros sin perder mientras que la visita estiró su invicto a ocho cotejos.

La visita abusó de pelotazos a Cristian Fabbiani en el primer tiempo. El ex Cluj de Rumania, Lanús, y River, aguantó lo que pudo con toda su experiencia pero no logró crear el juego deseado. De hecho, la única llegada concreta para los de Marcelo Straccia fue un remate mordido de Mauro Frattini más allá de algunas buenas intenciones de Claudio Leguizamón.

Luján tocó mejor en el primer tiempo y llegó a la retaguardia de Agustín Baclini con un zapatazo esquinado de Gastón Sánchez que resolvió bien el guardameta del Deportivo Merlo contra su poste izquierdo. De hecho, la última de la etapa inicial estuvo en los pies de Federico Carneiro que sacó un fortísimo disparo desde afuera del área grande que salió apenas ancho.

Para la complementaria, el calor volvió a ganar por goleada. Fútbol con intermitencias y poco para destacar. El local tuvo la apertura del marcador a través de una palomita de Alan Seguel que desvió Baclini al córner. La visita respondió con dos intentos de Fabbiani, uno de cabeza que salvó de manera formidable, Gustavo Ruhl, y el otro de emboquillada que se perdió por encima del horizontal.

Sobre el final, el Charro estuvo cerca de abrir el marcador con un tiro libre del experimentado Mauro Pajón. La rosca del ex Douglas Haig de Pergamino y Gimnasia de Jujuy, acabó besando el poste derecho del Lujanero. Y, en la última del partido, fue el conjunto de Abel Oroná quien contó con la situación más clara de la contienda pero, inexplicablemente, Jonatan Duche se lo perdió con el arco entre ceja y ceja.

Deportivo Merlo, una máquina de cosechar empates, estiró el invicto pero deberá empezar a ganar para acomodarse dentro de los puestos del Reducido. Luján, que también arrastró un sprint sin derrotas, tendrá revancha el fin de semana entrante cuando visite a un Sportivo Barracas que viene en caída libre.