HURACÁN 2 – ROSARIO CENTRAL 1: NO LE PIDAS LA MANO, ¡PEDILE LA GAMBA!

El Globo volvió a la victoria en este 2019 tras el empate sin goles en del derby frente a San Lorenzo. El elenco Quemero derrotó por 2 a 1 al Canalla en un partido que terminó bastante caliente y que contó con las expulsiones de Federico Mancinelli en el local, y Néstor Ortigoza en la Academia, por una trifulca de alto voltaje. La perlita sucedió en el entretiempo cuando un hincha le pidió casamiento a una fanática utilizando la voz del estadio.

Por lo hecho en el primer tiempo, Huracán mereció el triunfo y hasta podría decirse que ni siquiera mereció sufrir como padeció hasta que Jorge Baliño hizo sonar su silbato por última vez en la sofocante tarde veraniega de Parque de los Patricios. Rosario Central reaccionó en la complementaria pero no le alcanzó para llevarse algo el día en que estrenó la pilcha de su nuevo auspiciante, Under Armour.

En el regreso de Antonio Mohamed al banco de suplentes del Quemero, el dueño de casa mostró protagonismo desde el vamos. Entre el minuto ocho y el diez, el Globo llegó con sumo peligro a la retaguardia de Jeremías Ledesma. Oscar Cabezas salvó en la línea la primera situación que generó el ex Unión, Lucas Gamba. Previo a ello, el otrora Independiente Rivadavia de Mendoza exigió al guardameta del Canalla que, contra su poste izquierdo, evitó la caída de la valla. Y por último fue Lucas Barrios quien sacudió con un zapatazo que se fue besando el poste derecho de la retaguardia contraria.

Ese primer tiempo fue todo de Huracán. Antes de la media hora, Gamba pudo abrir la cuenta con una mediavuelta fascinante pero fue Ledesma quien se quedó con la pelota. Sin embargo, a los 39 minutos, apareció el colombiano Andrés Roa para elaborar una formidable acción individual, dejar en el camino al arquero, e inflar las redes del Ducó. El 1 a 0 era un merecido premio para el dueño de casa que tenía contra las cuerdas a Rosario Central.

Los dirigidos por Edgardo Bauza no lograban gravitar cada vez que cruzaban el mediocampo y, esperando ansiosos el entretiempo, recibieron el golpe de nocáut. Barrios no dio por perdida una pelota pero, en primera instancia, fue Ledesma quien le ganó el dueño al ex Colo Colo. Sin embargo, Gamba, la figura de la cancha, capturó el esférico y asistió nuevamente al otrora Borussia Dortmund para que, con una sutileza pusiera el 2 a 0 que parecía lapidario.

Huracán ganaba cómodamente hasta que Rosario Central reaccionó. Los del «Patón» salieron con otro ímpetu a la complementaria y se notó con el ingreso de Germán Herrera. El delantero mandó adentro una de las primeras que tuvo, y con el rápido descuento, sembró incertidumbre en el «Palacio» Ducó.

Hasta que no se acomodó en cancha nuevamente el conjunto de Mohamed, la pasó mal. Diego Becker puso a prueba al arquero Antony Silva que, entre dudas y aciertos, despejó el peligro. Jonás Aguirre por el costado izquierdo fotocopió dos remates que se fueron pegados al palo derecho del guardameta. Más tarde Herrera sacudió desde afuera encontrando los guantes del uno local como impedimento y, para colmo, en el rebote, Claudio Riaño la mandó a las nubes con todo el arco a su merced.

El Globo era pura voluntad pero ya no tenía a Roa como eje del equipo. El colombiano se retiró lesionado tras el gol y ya todo dependí del esfuerzo inhumano de Gamba. Así sólo se destacó un tiro de Carlos Araujo y otro de Andrés Chávez. Mientras que la más clara de la complementaria la tuvo la Academia con un tiro libre de Agustín Aillone que devolvió el travesaño de Silva.

En los minutos finales hubo un tumulto contra el lateral y Baliño evitó problemas. Afuera Ortigoza en la visita y también Mancinelli en la escuadra de la Quema. A partir de ese entonces abundaron los roces y faltaron las situaciones que alimentan al fútbol. Huracán ganó 2 a 1 en otro partidazo de Gamba para seguir soñando con la pelea por el título. Y claramente, el mejor gol de la tarde, fue el sí que le dio la Quemera, al hincha del Globo que le propuso casamiento en el descanso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *