GODOY CRUZ 0 – LANÚS 2: UNA LAUCHA ARRUINÓ EL DEBUT DE GÓMEZ

Por Diego Astorga

Lanús no falló en la definición y se llevó una gran victoria para el Sur bonaerense mientras que el Tomba, que estrenaba entrenador, dejó una mala imagen en el reinicio del torneo y deberá mejorar bastante para que los hinchas puedan olvidarse de lo que fue la era de Diego Dabove.

Un primer tiempo donde Godoy Cruz no encontró el rumbo. El debut de Marcelo Gómez en el banco del Tomba trajo aparejado algunos cambios en el esquema pero con los mismos nombres del torneo pasado. Mientras que Lanús se mostró ordenado y aprovechó las oportunidades que tuvo.

El Bodeguero se plantó esa primera parte con una línea de tres en el fondo con la presencia de Juan Andrada como líbero, quien habitualmente se desempeñaba como volante central. Los dos centrales como Viera y Cardona como stopper y los habituales laterales Abecasis y Angileri como extremos más adelantados. Esa idea contó con más problemas que soluciones porque las pocas veces que se acercó el Granate al área del Tomba, dejó su marca en la red: Primero con un desborde que aprovechó Belmonte por el otro costado y de cabeza abrió el marcador.

Godoy Cruz tampoco lució un gran juego pero no estuvo fino en la definición. En el comienzo, Ibáñez le tapó un remate de González. Luego el arquero de Lanús dejó corto un rechazo y el Morro García no pudo darle dirección y su disparo cayó en el techo del arco.

El Tomba manejaba los tiempos y era un poco más en cuanto a intenciones. A las dos primeras jugadas comentadas se sumaron, sin tanta peligrosidad, un cabezazo de Elías y un remate de Sosa que se fue desviado.

Las fallas comenzaron a aparecer cuando Roberto Ramírez quiso salir jugando y casi se la gana el Laucha Acosta. En su primera llegada, a los 32’, Pasquini sacó el centro y Belmonte, de cabeza, puso el primero. De ese gol no se pudo recomponer el Tomba porque el Laucha Acosta sacó chapa de su experiencia y le ganó la pulseada a Andrada para quedar mano a mano con el arquero Ramírez. El delantero no perdonó con un tiro cruzado.

En el complemento, Lanús se hizo fuerte en su campo y esperó para sacar ventajas con el contragolpe. Este tiempo dejó poco para destacar. Con un Godoy Cruz sin ideas y los ingresos desde el banco tampoco dieron los frutos esperados. El Granate, con orden y muy firme en defensa, se llevó una gran victoria desde Mendoza mientras que el Tomba, en el debut de Marcelo Gómez, tiene que seguir ensayando con un esquema que no le dio resultados. Ahora viene River, el miércoles, la duda será si el entrenador continuará con el mismo sistema o cambiará. En el Granate se destacaron el Laucha Acosta, Belmonte y la dupla de central García Guerreño y Torsiglieri.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *