EMIRATOS ÁRABES UNIDOS 1 – AUSTRALIA 0: UN REGALO PARA EL ANFITRIÓN

La selección emiratí dio el segundo batacazo de la jornada en los cuartos de final en la Copa Asia (el primero fue el triunfo de Qatar sobre Corea del Sur). Los de Zaccheroni vencieron por la mínima diferencia a Australia, el campeón defensor, aprovechando un grosero error del defensor aussie Milos Degenek.
Otro golpe de suerte para los locales. En un partido que tuvo a los de Arnold como ganadores en la posesión del balón pero sin poder crear muchas acciones de riesgo, un horror de uno de los centrales australianos le dio el gol a Ali Mabkhout y así, Emiratos Árabes Unidos se llevó la clasificación a las semifinales de la Copa.
El partido arrancó parejo, aunque el local tuvo dos situaciones de peligro para el arco de Ryan. Primero, el arquero tapó una definición de un jugador emiratí y, luego, Ali Mabkhout cabeceó en un córner pero su envío se fue por encima del travesaño. En tanto, los australianos tenían el balón pero no preocupaban a Eisa.
Los minutos fueron pasando y el partido entró en una monotonía de la cual parecía no poder salir. El local esperaba y los australianos no sabían cómo llegar al arco emiratí.
Hasta que, antes de los 25 de la segunda etapa, Degenek, apretado por Abdulrhaman, dio un pase atrás sin ver que Ali Mabkhout estaba muy cerca de Ryan y así, el delantero solo tuvo que eludir al arquero para poner el 1 a 0.
Desde ese momento, Australia fue con todo en la búsqueda del empate pero, como casi todo el torneo, careció de profundidad en ataque.
Así, con los emiratíes resistiendo en defensa, los aussies casi que no preocuparon Eisa. Solo algunos pelotazos y un remate de Grant que se fue desviado fueron lo más neto en ofensiva de los de Graham Arnold, que finalmente se quedaron afuera de la copa.
De esta manera, Emiratos Árabes Unidos clasificó a las semifinales, en donde se enfrentará con Qatar.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*