ATLÉTICO PARANÁ 1 – DEFENSORES (VR) 1: CAMBIARON GATO POR ELEFANTE

Foto: www.eldiario.com.ar

El empate 1 a 1 entre el Gato y el Granate en el Pedro Mutio de Paraná pudo tranquilamente dividirse en dos tiempos. El dueño de casa dominó durante la etapa inicial hasta que el árbitro, Nahuel Viñas, expulsó a Maximiliano Piris antes de irse al descanso. Desde ese entonces, los de Ricardo Pancaldo redujeron sus intentos a defender y probar de contragolpe mientras que la visita encontró su premio cuando el cotejo iba rumbo al epílogo.

Defensores de Villa Ramallo se llevó un empate de la capital entrerriana gracias a la diferencia numérica que le permitió acomodarse mejor en la verde gramilla. Los de Héctor Storti saben que ahora todo dependerá de lo que hagan, en el Salomón Boeseldín, el venidero domingo frente a un Atlético Paraná que arrancó el 2019 con el ímpetu de no darse por vencidos.

No se trató de un cotejo vistoso, lleno de emociones. Todo lo contrario. El Gato no se percató que enfrente estaba el arquero que, en diciembre, evitó un gol en su propia valla gracias a un perro que se cruzó por la línea de meta. Brian Olivera salvó un intento de Cristian Taborda que pudo significar una alegría para el dueño de casa y, luego, contó con la ayuda de su defensa y del infortunio de los contrincantes.

Cuando el cero a cero parecía inamovible, llegó el cabezazo de Tomás Spinelli para abrir la cuenta. Atlético Paraná conseguía ese oxígeno necesario aunque la alegría le duró poco ya que Piris vio su segunda cartulina amarilla y debió dejar a los de Pancaldo con diez. Desde ese entonces, y durante toda la complementaria, fue Defensores de Villa Ramallo quien tomó las riendas para luchar por el empate sabiendo que que rival, posiblemente, no seguiría proponiendo usar el traje de protagonista.

Sin mucho, el Granate buscó. El encuentro en sí se tornaba chato. El dueño de casa apostaba a algunas contras y, la más clara, fue un zapatazo de larga distancia aprovechando que Olivera estaba adelantado. No obstante, en una acción aislada, llegó el disparo por lo bajo de Franco Coronel en el que nada pudo hacer David Correa. Con la igualdad clavada en el tanteador, el equipo de Storti hizo una lectura acertada de lo que sucedía y fue por más. Sin embargo, el guardameta del Gato brilló para que al dueño de casa no le caiga un tropiezo en su propio domicilio.

La revancha de este cotejo será el domingo por la tarde en Villa Ramallo. Defensores, con ventaja sabiendo que hizo un gol de visitante, podrá conformarse con el 0 a 0. Atlético Paraná, en contraparida, buscará repetir lo que hizo en el primer tiempo para soñar con un lugar en el cuadro principal de la edición 2019 de Copa Argentina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *