RACING 1 – GIMNASIA (LP) 2: PEDRO, ¿MIRÁ QUIÉN VINO?

Toda estrella tiene un contra. Para la Academia, líder de la Superliga con un plantel lleno de figuritas, el 2019 no empezó de la mejor manera. Si bien Eduardo Coudet no alistó a los titulares para su primer partido del verano, los de Avellaneda recibieron un cachetazo de ese viejo amigo que servirá para que se despabile. El Lobo, complicado en los promedios, cantó victoria en Mar del Plata por 2 a 1 con un golazo de un hijo pródigo que pegó la vuelta.

Franco Mussis a los 5 minutos del primer tiempo demostró que su regreso a Gimnasia y Esgrima La Plata fue glorioso. Todo tipo de dudas sobre el presente del ex San Lorenzo de Almagro se disiparon cuando, a través de una volea formidable, superó la resistencia de Javier García y elaboró, desde el vamos, la victoria del equipo de Pedro Troglio sobre un Racing que fue de menor a mayor.

Los planteos se derrumbaron para el puntero del campeonato oficial de Primera División. Era demasiado rápido y, en ese arranque, sólo se repartían el protagonismo hasta que apareció el otrora Copenhague de Dinamarca y Geona de Italia. El 1 a 0 le dio oxígeno al Basurero que complicó a su rival y antes de la media hora estiró la diferencia. Un perfecto tiro libre de Víctor Ayala llegó a la cabeza de Manuel Guanini, una de las figuras de la noche. El lungo defensor ganó entre todos los cráneos e infló nuevamente las redes para que el Lobo pusiese el 2 a 0 con el que marcharían al descanso.

Racing, en desventaja, emprendió la reacción paulatinamente. Del único tiro al arco desviado de Jonathan Cristaldo en el primer tiempo, a las ocasiones que no pudo concretar en la complementaria. Y así Gimnasia, durante la etapa final, soportó los embates de su rival que llegaba a través de un cabezazo desviado del pibe Alexis Cuello, una chance de Augusto Solari, un tiro libre en el travesaño de Alexis Soto y la inteligencia del ingresado, Ricardo Centurión.

La Academia descontó a poco menos de quince del final. Soto lanzó un buscapié desde el costado izquierdo y Cristaldo la empujó en el área chica para poner suspenso en el José María Minella. Maximiliano Comba, rápidamente, pudo sellar la victoria para el Lobo pero su remate le sacó astillas al palo izquierdo de García. Y, en tiempo de descuento, Fernando Echenique se desentendió de una jugada polémica en la cual no sancionó penal para los de Avellaneda por un agarrón en el área sobre el autor del único tanto del conjunto de Coudet.

Gimnasia fue feliz en La Feliz. Por el 2 a 1 que le permitió alimentar el ego y evaluar ciertas piezas que aprobaron el examen. Por la vuelta de Mussis que regresó con un golazo. Y porque venció a un Racing que, más allá de haber puesto suplentes, no deja de ser parte del plantel que sueña con la vuelta olímpica en el semestre entrante de la Superliga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *