RACING: HACE 24 AÑOS DEBUTABA MARADONA EN LA ACADEMIA

Foto: Archivo El Gráfico

La vida del Diez, a mediados de los noventa, transcurría entre el epílogo de su maravillosa carrera y sus primeras armas como entrenador. Post dóping positivo en el Mundial de Estados Unidos de 1994, Diego Maradona volcó su experiencia a dar órdenes desde el banco de suplentes. Así, en octubre de ese año tomó las riendas del Deportivo Mandiyú para luego recalar en el Racing Club de Avellaneda.

Los comienzos de 1995 ya tenían a «Pelusa» como DT de la Academia. Acompañado por Carlos Fren, el Diego había pasado las fiestas en Francia para luego asumir el cargo y viajar rumbo a Mar del Plata con un riquísimo plantel que disfrutó de tener a tamaño jugador a su lado. Claramente sólo se trataba de un impasse porque al campeón del mundo le quedaba cuerda todavía para seguir corriendo durante 90 minutos atrás de una pelota.

A la pretemporada en La Feliz viajaron veiticinco profesionales: Gustavo Costas, Néstor De Vicente, Carlos Galván, Claudio García, Ignacio González, Claudio López, Alejandro Lanari, Walter Cáceres, Christian Akselman, José Albornoz, Pablo Michelini, Marcelo Saralegui, Cosme Zaccanti, Néstor Clausen, Juan Fleita, José Luis Rodríguez, Abelardo Eliseo Vallejos, Roberto Galarza, Ricardo Ramírez, Luciano Oliveri, Fernando Castro, Alejandro Allegue, Carlos Soca, y Gastón Rogel.

El debut para Maradona como DT de Racing fue una prueba de fuego. Y tan caliente estaba el tema que mientras la tribuna de la Academia ovacionaba a su nuevo entrenador, la contraria le cantaba: «de la mano del Diego se van a la B». No se trataba de un partido más por amistoso de verano que sea. El rival era, nada más y nada menos, que Independiente.

Aquél sábado 14 de enero de 1995, hace exactamente 24 años, el clásico terminaba igualado en cero. En el Rojo se fue expulsado Alfredo Raúl Cascini. El equipo de «Pelusa» y Carlos Fren terminó con nueve hombres ya que Juan Bava (quien luego dirigió otra vez el derby de Avellaneda y tuvo nuevamente problemas con la joya de Villa Fiorito) le mostró la tarjeta roja al «Karateca» Vallejos y, sobre el final, al «Teté» Quiroz.

El Diez fue en búsqueda de un triunfo en el siguiente partido del grupo pero tropezó duramente ante River Plate. El Millonario goleó a la Academia por 3 a 1 con tantos de José Luis Villarreal, Walter Silvani y Gabriel Cedrés mientras que el primer tanto de la era Maradona – Fren lo convirtió, el «Bocha», Ricardo Alberto Ramírez a quien el astro del fútbol mundial lo había nombrado como su sucesor. No obstante, sus predicciones no se concretaron ya que su carrera continuó en San Martín de San Juan, Juventud Antoniana de Salta, Estudiantes de Buenos Aires, Deportivo Italiano y Berazategui.

La vida de Maradona como técnico de Racing duró once encuentros oficiales en los que registró seis empates, tres derrotas y sólo dos victorias. Uno de los triunfos fue ante Platense, con un tanto del «Piojo» López. El otro y más recordado, contra Boca en la Bombonera, gracias al festejo de Galarza. Así fue el efímero paso que comenzó hace exactamente 24 años de un Diego que ofició como DT para luego volver a calzarse los botines.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *