JUAN GILBERTO FUNES: ARRASTRAMOS SU MARCA

Foto: www.diaadia.com.ar

Hace 27 años se nos fue un goleador inolvidable. Tal vez  Juan Gilberto Funes escapó hacia el gol. Ese puntano que inmortalizó los primeros gritos de América de River. Una espina que tenía clavada el millonario desde hacía dos décadas. Dejó de postergar la Libertadores para siempre.

Se llevaba los defensores por delante. Con empuje. Con Potencia. Arrastraba sus marcadores. Poné Play. Mirá ese video del 86’. El búfalo entró al área y los de rojo no lo podían parar. Dos tiros cruzados. Uno en Cali y otro en Núñez. Trofeo en mano para el mejor año de su carrera. También conquistó Japón y ganó la Intercontinental de la mano del Bambino Veira.

Su historia se empezó a escribir en el interior del país jugando para Huracán, Sportivo Estudiantes y Jorge Newbery de Villa Mercedes, los tres de San Luis, su provincia natal. Además vistió los colores de Sarmiento de Junín y Gimnasia de Mendoza.

Afuera fue noticia porque pisó fuerte en Millonarios de Bogotá, estuvo en el Olympiakos de Grecia y en Francia, jugando para el Nantes y Niza. Cuando volvió a la Argentina lo recibió con los brazos abiertos Vélez.

Un 11 de enero de 1992 perdimos su marca, nos dejó para siempre a causa de una afección cardíaca -endocarditis protésica- que le venía haciendo sombra en los últimos años de su carrera. Fue feliz en el fútbol y cumplió varios sueños. Campeón del Mundo con River, ídolo en Colombia y se puso un rato la camiseta de Boca y la Selección. Un “nueve” de área que no se fabrica todos los días. Goleador eterno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *