La vuelta al trabajo del Xeneize trajo consigo una disputa reglamentaria y, a la vez, laboral. El éxodo de Edwin Cardona al Pachuca de México le abrió las puertas al mundo Azul y Oro para contratar al paraguayo Junior Osmar Ignacio Alonso Mujica. Hasta ese entonces, esa especia de trueque de extranjeros no provocaba ninguna jaqueca. Sin embargo, la escuadra de la ribera está buscando los servicios de un colombiano al que todavía no pueden sumar por falta de cupo.

Jorman Campuzano, jugador de Nacional de Medellín, es una de las tentaciones del cuerpo técnico de Gustavo Alfaro. No obstante, para incorporar al volante deberán presentar un pedido para que se libere una vacante de jugadores foráneos dentro del plantel. Al no existir posibilidades de salida para el uruguayo Nahitán Nández, ni para Lucas Olaza, Sebastián Villa y Wilmar Barrios, la dirigencia encontró un artilugio legal para pelear por ese espacio.

Frank Fabra cumplió tres años de empleo en Argentina por lo cual, reglamentariamente, podría considerarse como que no ocupa cupo de extranjero. Eso mismo está escrito en el convenio colectivo de trabajo con lo cual, el Xeneize, se relame para darle el gusto al entrenador y darle lugar a otro colombiano en el plantel.

Boca Juniors, que trabaja en Cardales esperando el inicio de la doble competencia y buscando revancha rápida sobre todo por la final perdida de Copa Libertadores, también sondeó al ex Independiente y Selección Argentina, Federico Mancuello, con el objetivo de reforzar el mediocampo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *