VICTORIANO ARENAS: CIERRA SU GRAN AÑO REFORZADO

El 2018 que se va apagando fue sin dudas un año para enmarcar en Valentín Alsina. El ansiado ascenso de la mano de Sergio Geldstein y Luis Ventura vino de la mano con una formidable adaptación a la Primera C. La dirigencia supo darle el respaldo a los entrenadores y el gran clima hizo que muchos de los jugadores que dieron la vuelta olímpica aceptasen el desafío de seguir en el CAVA para dar pelea arriba en la Primera C.

No existe la palabra fácil en el mundo de Victoriano Arenas. Posiblemente el título de campeón tomó un rumbo más claro cuando, en cancha de Colegiales, el plantel dio muestras de carácter ante un Central Ballester que tras esa derrota se entregó por completo y dejó de dar pelea. El triunfo en Munro no sólo le daba oxígeno a los del sur del Gran Buenos Aires sino que también los unía más en un final caliente por donde se lo mire.

La vuelta olímpica debía dirimirse entre grandes equipos de la categoría que buscaban también ese regreso a la cuarta división del fútbol argentino. Pero ni a Argentino de Merlo ni a General Lamadrid les alcanzó para frenar a este CAVA que se coronó, se reforzó con hombres que brillaron en la D, pero no rompieron la columna vertebral de un equipo que siguió dando que hablar.

En el debut de la temporada 2018/19 de la Primera C, Victoriano Arenas venció a Deportivo Laferrere en Valentín Alsina. También se cargó a rivales de la talla de Villa San Carlos y hasta se dio el lujo de ponerle un pie encima al líder, Deportivo Armenio, en Ingeniero Maschwitz. Y como forma de coronar este año formidable, la dupla Geldstein – Ventura ya se aseguró dos nuevas incorporaciones.

La llegada de un central como Maximiliano Lara, para ocupar tal vez ese hueco que dejó un Vikingo como Ismael Rodríguez, y el arribo del ex Racing y Benfica, José Shaffer, le dieron al plantel una jerarquía aún mayor para brindar en la noche del 31 de diciembre sabiendo que se aproxima un 2019 lleno de sueños.

El 2018 formidable de Victoriano Arenas está llegando a su fin. Quedará, sin dudas, como uno de los mejores años de su vida. Ese que le permitió no sólo volver a la Primera C sino también hacerse fuerte en una categoría durísima por donde se la mire. Y encima, hasta le hizo frente a Huracán por Copa Argentina completando así otra de las noches más soñadas y de las páginas más gloriosas del club de Valentín Alsina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *