TENIS: RESUMEN 2018 DEL TENIS ARGENTINO

Aunque la fractura de la rótula en su rodilla derecha no le permitió disputar los últimos certámenes de la temporada, los flashes tienden en primera instancia, buscar a Juan Martín Del Potro por su condición de referente actual del tenis criollo, sin embargo, este 2018 ha dejado otras aristas para resaltar como ser, la consolidación de Diego Schwartzman dentro del top 20 del ranking, otra temporada estupenda de Gustavo Fernández en el tenis sobre silla de ruedas, el gran regreso de Paula Ormaechea luego de una severa operación, la consagración de los juniors Sebastián Báez y Facundo Díaz Acosta en los Juegos Olímpicos de la Juventud celebrados en Buenos Aires. También el 2018 ha significado un golpe de timón importante desde lo dirigencial con Agustín Calleri quedando al frente de la AAT tras vencer a José Luis Clerc en las últimas elecciones. Por último, tampoco la Copa Davis puede quedar al margen que, con cambio en la capitanía en el equipo, logró el ascenso al grupo mundial y luego recibió una invitación especial para jugar la fase final en el 2019 que tendrá un nuevo formato.

El tandilense consiguió consecutivamente, a principio de año, ganar el Abierto Mexicano disputado en Acapulco y luego, quedarse con su primer Masters 1000 en Indian Wells derrotando en una final épica al inoxidable Roger Federer. Posteriormente hizo semifinal en Roland Garros, cuartos en Wimbledon y final en el US Open alcanzando el tercer escalafón del ranking ATP, la mejor ubicación de su carrera hasta el momento. Lamentablemente, la fractura de la rótula de su rodilla derecha fue una nueva piedra en el camino de Juan Martín Del Potro, obligándolo a retirarse del partido ante Borna Coric en el Masters 1000 de Shangai a mediados de octubre, lesión que le impidió ser parte de los últimos torneos del año, incluyendo el Masters de Londres para el cual ya había asegurado su lugar. La Torre de Tandil aún no tiene fecha determinada para el retorno al circuito pero, al menos, desde hace unos días comenzó nuevamente a moverse dentro de la cancha afrontando la etapa final de la recuperación.

Diego Schwartzman, luego de un 2017 en el cual tuvo un crecimiento exponencial, finalizándolo en el 26º puesto del ranking, esta temporada revalidó sus condiciones, siguió progresando, continuó codeándose y jugando de igual a igual con los más encumbrados, consiguió en el ATP 500 de Río su título más importante de su carrera y trepó hasta 11ª posición del ranking. Un pequeño bajón en el último tramo del año le hizo ceder algunos peldaños, no obstante, no perdió el privilegio de pertenecer al selecto grupo de las mejores veinte raquetas del planeta, siendo en la actualidad el N°17 del mundo. Entre otros logros, el Peque hizo octavos en Australia, cuartos en Roland Garros perdiendo contra Rafael Nadal pero jugando en un gran nivel, y fue clave en el match por Copa Davis ante Chile en San Juan al ganar sus dos singles, luego también triunfo ante Santiago Giraldo en la serie ante Colombia aunque con el cambio de formato que dicha competencia tendrá a partir del 2019, esa serie ante los cafeteros y la automática clasificación de Argentina al Grupo Mundial, no tuvo el habitual atractivo.

Leonardo Mayer y Guido Pella también han pasado tenidos buenos pasajes a lo largo de la temporada. El correntino alcanzó la definición en Hamburgo donde perdió con el georgiano Nicoloz Basilashvili y su triunfo sobre el sudafricano Kevin Anderson (N°6) en Londres ha sido el más destacado de la temporada. Por su parte, el zurdo de Bahía Blanca hizo final en Umag, Croacia, cayendo en la final ante el italiano Marco Cecchinato. Su triunfo más rutilante fue ante Marin Cilic (N°5) en la segunda ronda de Wimbledon luego de estar dos sets abajo ante el finalista del 2017 y cerró el año ganando el Uruguay Open en Montevideo derrotando en la final a su compatriota Carlos Berlocq.

Por el sector femenino, la gran noticia del año fue el retorno de Paula Ormaechea. Luego de estar mucho tiempo fuera del tour y pasar por el quirófano por la rotura del filocartílago del ligamento triangular de la muñeca izquierda, la sunchalense había retrocedido hasta el escalón 650º del ranking WTA, sin embargo, en julio obtuvo el 25K de Baja, Hungria venciendo en la final a la eslovaca Nina Potocnik y a partir de allí comenzó a escalar hasta emplazarse en el 235º puesto, volviendo a ser la argentina mejor posicionada. Para ponerle la cereza del postre, esta semana se confirmó su ingreso a la qualy del Australia Open, algo que no sucedía desde que Nadia Podoroska jugase la correspondiente a Wimbledon 2017.

Los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018 también nos brindó a los argentinos la posibilidad de ver a algunas de las promesas entre nuestros juniors. Sebastián Báez hizo cumbre en el ranking ITF en marzo de este año tras ganar varios certámenes en la gira por Brasil y en pareja con Facundo Díaz Acosta consiguió colgarse la medalla dorada en dichos juegos. Además, este último también obtuvo la presea plateada en singles. Juan Manuel Cerúndulo, Román Burruchaga y Santiago De La Fuente son, entre otros, jóvenes que pronto estarán peleando por dar el salto a los torneos ATP.

El tenis sobre silla de ruedas también ha sido sumamente fructífero; en base a sacrificio y perseverancia más su enorme cuota de talento, Gustavo Fernández se sostuvo en el grupo de elite obteniendo cinco torneos y llegando a la final en Roland Garros y Wimbledon para terminar la temporada siendo tercero en el ranking de la especialidad. Un ejemplo de vida y superación que verdaderamente emociona y enseña.

En la Copa Davis, por la vía deportiva, se logró el ascenso al grupo mundial tras superar a Chile en primera instancia y luego a Colombia en el repechaje, sin embargo, debido a la reestructuración de dicha competencia, Argentina ya había sido ratificada en el Grupo Mundial antes de disputarse esta última serie y luego, el equipo capitaneado por el triunviro compuesto por Gastón Gaudio, Guillermo Coria y Guillermo Cañas ha recibido una de las dos invitaciones especiales para ser uno de los países que ya tienen su lugar asegurado entre los 18 finalistas que estarán presentes en la Caja Mágica de Madrid entre el 18 y 24 de Noviembre del próximo año.

Desde el plano dirigencial también se produjeron cambios profundos desde la asunción de Agustín Calleri a la presidencia de la Asociación Argentina de Tenis. El cordobés se impuso en las elecciones a José Luis Clerc y es acompañado en el cargo por varios integrantes de la Legión, con Franco Squillari haciéndose responsable de las bases, incorporando el valioso aporte de Gabriela Sabatini a sus filas y ratificando a Mercedes Paz al frente del equipo de la Fed Cup, además de los citados cambios en la capitanía del equipo de Copa Davis, aunque en principio había sido ratificado Daniel Orsanic. Entre sus logros más visibles, debe resaltarse la concreción del ATP 250 de Córdoba a partir del próximo año, campeonato previo al Argentina open y ocupando el lugar que dejó vacante Quito.

El 2018 ha sido un año de grandes satisfacciones para el tenis argentino, confirmaciones, retornos y la ilusión de un futuro promisorio sentado sobre bases sólidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *