RIVER 4 – KASHIMA ANTLERS 0: LA ÚLTIMA LOCURA

Gentileza: @CARPOficial

River goleó por cuatro tantos contra cero al Kashima Antlers y se quedó con el tercer puesto en el Mundial de Clubes 2018, cerrando con otra imagen luego de la sorpresiva eliminación en semifinales. Bruno Zuculini, Rafael Santos Borré -de penal- y Gonzalo Martinez por duplicado, en su último partido con la camiseta Millonaria, convirtieron los goles para los de Marcelo Gallardo.

En el Estadio Jeque Zayed de Abu Dabi, River se medía ante el Kashima Antlers de Japón en el marco del encuentro por el tercer y cuarto puesto correspondiente al Mundial de Clubes 2018. El Millonario, que sorpresivamente venía de ser eliminado ante el Al Ain en los penales, buscaba vencer al equipo que perdió ante el Real Madrid para terminar, al menos, con un sabor más dulce.

En el comienzo del partido, el juego comenzaría accidentado dado que, antes de los 10 minutos, Rafael Santos Borré chocaría con Kwoun Sun-tae y le provocaría una lesión en su pie que le costaría su permanencia en el campo. La primera chance de peligro correspondería a los japoneses con un remate de Jung Seong-Hyun dentro del área chica salvado brillantemente por Germán Lux. Luego, a los 24 minutos, Bruno Zuculini ganaría de cabeza tras un córner para lograr el primer grito de la jornada y decretar el 1-0.

Si bien los de Marcelo Gallardo no demostrarían tantas falencias como en el partido anterior, la última línea del Millonario volvería a tener algunos errores que podrían haberle costado caro tal como un rebote permitido a Hiroki Abe dentro del área pero el balón chocaría con el travesaño. La primera parte llegaba a su fin y el resultado favorecía a River por 1-0.

Ya en la complementaria, el DT de los de Núñez enviaría a cancha a Juan Fernando Quintero, Ignacio Fernandez y Gonzalo Martinez -jugando su último partido- para darle mayor funcionamiento a los suyos y justamente este último sería uno de los grandes protagonistas dado que, sobre los 28 minutos, recibiría un gran pase de Julián Álvarez para disparar y festejar el 2-0.

Con la diferencia de dos, River se relajó y Kashima pudo haber descontado ya que contó con un tiro de Shōma Doi y un tiro libre de Ryota Nagaki pero, en ambas ocasiones, la pelota estallaría en el travesaño. Para tranquilidad de los argentinos, llegando a los 42 minutos, Rafael Santos Borré fue derribado dentro del área significando tiro penal que el propio colombiano ejecutaría para inflar las redes y decretar el 3-0.

El cuarto y último sería obra del Pity Martinez con un tanto que quedará en el recuerdo por su valor sentimental y por su estupenda realización: el reloj marcaba 48 minutos, el 10 encaró por izquierda y sacó una estupenda vaselina para colgarla de un ángulo y celebrar el cuarta y definitiva anotación con el que el Millonario derrotaría a los japoneses para quedarse con el tercer lugar y culminar de una manera menos amarga su participación en el Mundial de Clubes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *