ATLÉTICO TUCUMÁN 2 – SAN MARTÍN (T) 3: CIRUJA INOLVIDABLE

Foto: Hector Peralta - La Gaceta

San Martín logró un triunfazo con tintes épicos ante Atlético Tucumán en el Monumental Fierro quedándose con el primer Clásico Tucumano en la A disputado desde 1981, único en la historia de la máxima categoría jugado por fuera de los viejos Torneos Nacionales. El Decano ganaba por dos a cero y se subía a la cima de la Superliga, sin embargo el Ciruja tuvo una memorable remontada durante el complemento convirtiendo tres dianas en 26 minutos para conseguir su primera victoria como visitante en la temporada y abandonar la zona de descenso directo.

Espectacular marco en el Estadio Monumental José Fierro, puro color y calor Decano para recibir al Club Atlético Tucumán en su histórico compromiso ante el Club Atlético San Martín de Tucumán, Clásico provincial por la decimocuarta jornada en la Superliga Argentina de Fútbol. Este gran duelo solo se había dado en Primera División durante los viejos Torneos Nacionales y siempre en el marco de los Interzonales, la última vez había sido en 1981 con triunfo Santo en La Ciudadela; además Atlético nunca perdió como local en estos torneos ante el rival de siempre.

El Decano, dirigido por Ricardo Zielinski, se presentaba por última vez como local en un 2018 espectacular, con tres triunfos en sus últimas cuatro presentaciones y sabiendo que de ganar sería único líder de la Superliga, al menos hasta que juegue Racing. Por su parte el Ciruja, conducido por Walter Gastón Coyette, había sumado en la parda ante Colón su quinto juego sin derrotas con dos victorias y triunfar lo sacaría de la zona de descenso.

El partido arrancó con dos equipos midiéndose, San Martín apretando alto y Atlético manejando la redonda con mejor criterio. La tensión del cero se terminó cortando en apenas diez minutos, Luis Miguel Rodríguez condujo en posición de diez antes que Guillermo Acosta gane el rebote que lo metió en el área visitante, allí donde Lucas Acevedo se lo llevó puesto en afán de despejar; Fernando Rapallini no dudó en sancionar penal. El propio Luis Rodríguez cobró la ejecución con impecable derechazo cruzado que ingresó bien lejos al salto de Jorge Carranza, ganaba Atlético.

La ventaja calmó al Decano, que encontró momentos de lucidez y circulación, sin embargo lentamente San Martín fue imponiendo condiciones, incomodando a su rival pero todavía sin el picante necesario para dejar a sus delanteros de cara a la posibilidad de anotar.

Ya en el complemento las emociones aparecerían casi de forma ininterrumpida. Transcurriendo el segundo minuto Lucas Acevedo despejó el balón aéreo en propia área pero Juan Mercier ganó el anticipo ofensivo volviendo a meterla en posición de Luis Rodríguez; El Pulga dejó correr sacando el rápido pase al centro que David Barbona transformó en gol con zurdazo a quemarropa ante Carranza.  2-0 de Atlético, punta y fiesta Decana.

Pero en pleno éxtasis local San Martín lograría meterse de inmediato en el score, un par de minutos después Tino Costa lanzó el preciso tiro libre frontal que Rodrigo Moreira conectó a puerta; Cristian Lucchetti desactivó con rebote y Luciano Pons lo capturó descontando con derechazo a gol.

Entonces todo se pintó de Rojo y Blanco, Bieler sacó un potente derechazo que Lucchetti sacó con dificultades, en sintonía con la complicada tarde-noche que tendría el golero; de todas formas el Laucha se luciría negándole la diana al propio Bieler atorándolo en el mano a mano. Pero tanto fue el Ciruja que terminó encontrando el empate antes de los treinta, Tino Costa sacó otro tiro de esquina cargado de veneno y esta vez fue Lucas Acevedo quien metió el potente cabezazo que Lucchetti no alcanzó a desviar sobre su hierro derecho; impecable testazo del central, redimiéndose de quedar en la foto de ambos goles rivales.

Zielinski había propuesto cambios para refrescar la ofensiva Decana pero ya nada podía parara al Santo, que segundos después de igualar volcaría el score a su favor. San Martín armó el ataque de izquierda a derecha, con Costa ubicando a Bieler y este abriendo al vértice diestro para Gonzalo Rodríguez; El Turbo sacó un potente derechazo que Cristian Lucchetti no pudo contener, la redonda salió disparada tras rebotar en el uno cayendo a posición de un Alberto Facundo Tino Costa que solo empujó al arco vacío.

Lo daba vuelta San Martín, increíble momento para el Santo tucumano.

Entonces al partido solo le quedó tensión, nerviosismo en un Decano que jamás volvió a encontrar su eje y fiereza por parte del Ciruja, que defendió con todo su triunfo y pasó realmente pocos sobresaltos. Fue final y triunfo de San Martín, inolvidable para su gente.

De esta forma Atlético Tucumán cerró el 2018, ya que no jugará la última fecha ante Boca por la postergación que pidió el Xeneize de cara a la interminable Final de Libertadores. El Decano suma 28 unidades y al momento es único escolta del líder Racing, con dos puntos menos.

San Martín se dio un lujazo, no solo venció en el clásico sino que salió de la zona de descenso y de yapa evitó que Atlético se suba a la cima de Superliga. El Ciruja logró una remontada para el recuerdo y depende de sí mismo para cerrar el 2018 fuera de la zona roja, deberá derrotar el próximo viernes a Newell´s en una Ciudadela que seguramente será una fiesta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *