LANÚS 1 – INDEPENDIENTE 0: LOS PIBES PARA LA LIBERACIÓN

Lanús derrotó por la mínima a Independiente en la Fortaleza, volvió al triunfo luego de tres partidos y se encontró con su segunda victoria en lo que va de Superliga. El Rojo estuvo lejos de su mejor versión, y aunque tuvo claras para ponerse en ventaja terminó cayendo tras sumar nueve puntos al hilo. El Grana encontró la diferencia en la combinación de dos pibes, Gastón Lodico (20) mandó a guardar el centro de Pedro De la Vega (17), ambos ingresados desde el banco.

La decimotercera jornada de la Superliga cerró su programación original en el Estadio Néstor Díaz Pérez, allí donde el Club Atlético Lanús recibió al Club Atlético Independiente en duelo que se preveía interesante. El Granate, conducido por Luis Zubeldía, llegaba de igualar el clásico ante Banfield en su tercera presentación sin victorias, habiendo logrado solo una en todo el campeonato. Por su parte el Rojo, dirigido por Ariel Holan, venía dulce y en la pelea tras lograr ante Belgrano su tercera victoria en fila, quinta durante sus últimas seis presentaciones.

Ambos equipos intentaron ser prolijos con la pelota y protagonizas en campo rival, Lanús rompió la monotonía con un fuerte zapatazo de Tomás Belmonte que Martín Campaña desactivó volando sobre su derecha. El golero uruguayo fue importante para mantener la seguridad en su área, el Grana metía balones con peligrosidad diversa.

Independiente por su parte atacaba escalonadamente buscando profundidad con sus extremos, sin embargo no pasó del cabezazo de Emanuel Gigliotti bien resulto por Matías Ibáñez.

Ya en el complemento el Rojo ganó picante ofensivo, poniendo en jaque la portería visitante con un nuevo shot de Gigliotti. Sin ser abrumador, ni mucho menos, el Diablo logró su mejor situación en toda la noche con el propio Puma; el goleador del campeonato cabeceó detrás del punto penal un tiro desde la esquina derecha que terminó, desvío mediante, impactando contra el hierro derecho del vencido Ibáñez.

Ambos entrenadores movieron el banco refrescando las respectivas ofensivas, en esta pulseada sería Zubeldía quien terminaría encontrando soluciones. A once del cierre Martín Campaña se hizo un lío en la salida, aunque resolvió con estético sombrerito a Laucha Acosta, sacando un pase comprometedor que Gastón Silva no logró dominar contra la banda derecha. Tomás Belmonte le robó la redonda al uruguayo habilitando de inmediato a Pedro De la Vega, quien con tiempo y espacio trasladó hasta ubicar el centro atrás para la aparición frontal en puertas del área de Gastón Lodico; el volante definió de primera con certero derechazo que venció la resistencia de un Campaña tapado por su compañero Figal.

La ventaja de Lanús fue determinante, el Rojo sintió el golpe con poco tiempo por jugar y aunque buscó apretar terminó consumando la derrota.

De esta forma el Granate consiguió su segunda victoria en la Superliga, ambos con Zubeldía en el banco y durante sus últimas cinco presentaciones. Se mantiene en los últimos puestos con once unidades pero vencer al Rojo puede resultar un buen envión anímico. El próximo sábado visitará a Estudiantes.

Independiente cayó luego de tres victorias al hilo, pagó caro los errores y ofreció poco en ofensiva. El Rojo se queda con sus 22 puntos en la quinta posición, ocho por debajo del líder Racing. El domingo tendrá un duelo clave recibiendo a Boca Juniors.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *