Foto: Jorge Olmos Sgrosso - La Gaceta

San Martín y Colón igualaron sin goles en Tucumán, ofreciendo un partido modesto con algunas emociones. El Ciruja tuvo las mejores intenciones durante toda la tarde-noche, sin embargo careció de la precisión necesaria para doblegar al seguro Burián en la previa al clásico ante Atlético. En tanto el Sabalero, que contó con el Bichi Fuertes en el banco de suplentes, generó poco en ofensiva pese a tener algunas sobre el cierre.  

La decimotercera jornada de la Superliga Argentina de Fútbol tuvo su historia en el Estadio La Ciudadela, allí donde el Club Atlético San Martín de Tucumán recibió al Club Atlético Colón de Santa Fe. El Ciruja, dirigido por Walter Gastón Coyette, había igualado ante Patronato en su cuarto partido al hilo sin derrotas, con dos triunfos seguidos como local. En tanto el Sabalero, presentando a Esteban Fuertes como entrenador hasta fin del semestre, llegaba de empatar ante Estudiantes de La Plata previo a la salida de Eduardo Domínguez.

El Santo tucumano tuvo la iniciativa durante la primera mitad, buscó lastimar con los avances laterales de García y Purita pero terminó encontrando riesgo a fuerza de balones quietos; Leonardo Burián se movió con seguridad para atenazar cada uno de ellos. El golero también resolvió sin grandes sobresaltos un shot de Claudio Bieler desde la medialuna del área. ¿El Negro? Poco en ofensiva, mucha batalla planteada en el mediocampo y Javier Correa moviéndose como aislado del resto.

El complemento fue una continuidad en el trámite, San Martín y la pelota chocando con más voluntad que juego ante un Colón presto para ubicar cualquier espacio que pudiera presentársele. Pero al Ciruja le costó ubicar los tres postes, incluyendo el bien posicionado tiro de Luciano Pons, y cuando lo hizo ubicó a Burián.

Colón ganó picante ofensivo sobre le cuarto de hora final, metiendo más jugadores en sus avances y sacudiendo la modorra con algún que otro impacto. Ambos tuvieron su opción más clara en los minutos finales, el Sabalero con el tiro de Javier Correa que pasó realmente cerca y San Martín un cabezazo de Adrián Arregui que Leo Burián descolgó volando. Fue final y parda en cero.

Con la unidad San Martín alcanzó las 13, lleva cinco sin caer y se mantiene en zona de descenso, con la ventaja de dividir por un solo campeonato. El próximo sábado visitará a Atlético en una edición muy especial del Clásico Tucumano, primero en la Primera División.

Colón en tanto hilvanó su tercera parda, lleva 15 porotos en la Superliga y solo consiguió 3 de los 21 que disputó como visitante. El viernes abrirá la fecha recibiendo a Belgrano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *