FUTSAL AFA | SAN LORENZO 5 (6) – BOCA JUNIORS 3 (5): EL CICLÓN SOPLA Y TE METE EN LA FINAL

Por: Maximiliano Pereira

Partidazo en el Polideportivo Roberto Pando para definir al primer finalista del torneo de Futsal de AFA. Boca no pudo mantener la diferencia obtenida en el partido de ida, y terminó cayendo contra el mejor de la fase regular, San Lorenzo por 5 a 3. Geraghty, Santos y González habían puesto en ventaja al Xeneize, pero un doblete de Quintairos, y otros de Rodríguez, Menseguez, Stazzone para dar vuelta la historia, y meter a los de Facundo Ruscica en la final.

En el partido de ida, disputado en el Quinquela Martín, el equipo de Hernán Garcías logró sacar chapa, y venció por un ajustado 2 a 1 al Cuervo. Ahora, en Boedo, el Xeneize sabía que tenía dos resultados que lo podían depositar en la definición por el campeonato -ya que con el empate o la victoria le alcanzaba-. Pero el Azulgrana sabía que contaba con la ventaja deportiva, entonces en el caso de imponerse, por cualquier diferencia, sería el que avance a la final.

El inicio del primer tiempo fue muy friccionado. Todos metían, todos reclamaban, pero en la primera clara, fue el Xeneize el que se puso en ventaja. Tiro libre de Santiago Basile, y Geraghty la desvió para poner el 0-1. Con la diferencia a favor, Boca no se desesperó en ningún momento. Supo cerrarse atrás, presionar muy bien, y sostenido en el arco por Mosenson, llegó al último minuto en ventaja. Sin embargo, sobre el final de esa primera mitad, Quintairos metió un bombazo que se colgó de un ángulo para el 1 a 1. Pero le duró poco la alegría al Ciclón, que antes del descanso recibió un nuevo cachetazo. Santos recibió, se sacó de encima a Lucas Bolo, y remató, pero la pelota se desvió en el jugador Cuervo, e hizo inútil la volada de Steccato, que no llegó a evitar el 1-2.

En el complemento, Boca salió decidido en búsqueda del tercero, y lo encontró por un error en la salida del rival, y Lucho González metió un puntinazo para el 1-3. Sin embargo, la expulsión de Taffarel en los de La Boca le permitieron al Ciclón sacara provecho y acortar diferencias. En la primera jugada, el Gallego González desvió un tiro libre con el taco y puso el 2-3. El Polideportivo explotaba, los hinchas del Azulgrana no paraban de cantar y empujar al equipo que fue con todo en busca del empate.

El Ciclón presionaba, y se llevó puesto a la visita, y sobre los 12 minutos alcanzó el 3 a 3: Quintairos recogió un rebote de Mosenson, y de zurda igualó las acciones. Sin embargo, esto todavía no le servía al dueño de casa, que debía ganar para avanzar a la final. Los últimos minutos se jugaron con un equipo en alza en lo anímico, contra otro muy nervioso, y que claramente le hicieron sentir que era visitante. Así fue como a los 14 minutos, Cordone recuperó en campo contrario, la pelota le quedó a Quintairos, que asistió al Yaya Menseguez, y de xurda estampó el 4 a 3 para el delirio de todos en el Pando.

Ahora sí. La historia se había dado vuelta, y por primera vez en la noche, el Cuervo se estaba metiendo en la final del torneo de futsal de AFA. Boca salió desesperado en esos últimos minutos de juego en búsqueda del empate pero sin dos jugadores claves como Kiki Vaporaki -lesionado- y Taffarel -expulsado-. Sobre los 16 comenzó a utilizar a Lucho González como arquero jugador, y ni el hombre de más en ataque le permitía ser claro para marcar la igualdad. Para colmo, sobre los 18, Stazzone se la extirpó a Basile, en un dueño de campeones del mundo, y fue el hombre del Ciclón el que cerró la persiana del partido, y liquidó la historia en Boedo.

El reloj llegó a cero, y no hubo tiempo para más. San Lorenzo se metió en una nueva final en este 2018. Después de coronarse en la Copa Argentina, y haber logrado el boleto para la fase Nacional de la Liga Nacional de Futsal Argentino, ahora se mete en la definición del campeonato de AFA, en donde ya conoce su rival: será Villa La Ñata, el número dos de la Fase Regular, que venció a Ferro.