LUXEMBURGO 0 – BIELORRUSIA 2: SE DESPERTÓ EL DRAGUN

La selección de fútbol de Bielorrusia derrotó a su par de Luxemburgo por 2 a 0 por la quinta jornada del Grupo 2 de la Liga D de la UEFA Nations League disputado en el Stade Josy Barthel y bajo el arbitraje del holandés Serdar Gözübüyük. Los goles del encuentro fueron convertidos por Stanislav Dragun, por duplicado.

Se vienen los últimos partidos de la UEFA Nations League. En esta ocasión, el seleccionado de fútbol de Luxemburgo recibió en la ciudad de homónimo nombre a su par de Bielorrusia. En el arranque del cotejo ambos equipos demostraron muchas ganas de quedarse con las tres unidades que había en juego. Al minuto de juego la visita probó con un disparo de Pavel Savitski que se fue elevando en su trayectoria. Al instante el local respondió mediante un cabezazo de Dave Turpel que pasó rozando el poste izquierdo del arco defendido por el golero Andrei Gorbunov.

El trámite siguió siendo favorable para el conjunto bielorruso. Porque a los 13’ Anton Saroka casi en el punto de penal sacó un disparo que se fue cerquita. E instantes después el propio Saroka volvió a aparecer y casi pone en ventaja a su seleccionado. Tras varios intentos, a los 37’ se quebró la paridad de la mano de Stanislav Dragun, que venció la resistencia del guardameta Anthony Moris y así la visita se fue al descanso 1 a 0 arriba a la espera del reinicio del segundo tiempo.

Para la parte complementaria los luxemburgueses tenían la necesidad de volver a empardar el resultado. Casi lo logran a los tres minutos de juego con un derechazo de Stefano Bensi, que ingresó en la segunda mitad y casi puso la igualdad en el tanteador. Pero para la mala suerte del León Rojo, el elenco conducido técnicamente por Igor Kriushenko estiró su ventaja. A los 9’ otra vez apareció Dragun, que luego de varios rebotes en el área, capitalizó el esférico e infló la red.

A los 13 minutos el lateral Laurent Jans sacó un disparo seco que tapó bien Gorbunov. Luego el choque entró en una meseta. Pocas ocasiones de gol y todas eran tenues aproximaciones sin tanto peligro para los arcos. A los 31’ Chris Philipps la tomó de volea luego de la salida de un córner, pero sin tanta suerte su remate se fue elevando hasta perderse muy por arriba del travesaño. La última de la noche fue de Dragun, la figura sin dudas de la noche, que casi marca el tercero en su cuenta personal.

Con el pitazo final del holandés Serdar Gözübüyük, la selección de Bielorrusia dio un paso más y se acerca poco a poco a su objetivo: el ascenso a la Liga C. Le sacó dos puntos a su rival de turno y en la última fecha se medirá ante la cenicienta del grupo: San Marino. Por su parte Luxemburgo no hizo valer la localía y ahora deberá quemar las naves ante Moldavia en Chisináu, y esperar por un resultado negativo de los bielorrusos para quedarse con la zona.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*