INDEPENDIENTE 2 – BELGRANO (CÓRDOBA) 1: UNA PENAL

Independiente superó con lo justo a Belgrano en el Libertadores de América, en un partido con muchísimas emociones. El Pirata se había puesto en ventaja por medio de un penal de Leonardo Sequeira, pero el Rojo lo dio vuelta con goles de Emanuel Brítez y Braian Romero. La distancia pudo haber sido mayor, sin embargo los dirigidos por Ariel Holan siguen con la poca eficacia desde los 12 pasos porque Silvio Romero y Gigliotti fallaron una pena máxima cada uno.

En la previa se enfrentaban dos equipos con realidades bien diferentes, pero necesitados de una victoria. Por un lado estaba el dueño de casa, que quería acercarse más a Racing en lo más alto de la tabla, y que venía de recuperar el postergado de la primera fecha, ganándole a San Martín de Tucumán. Por su parte, Belgrano necesita comenzar a sumar porque está muy comprometido con el promedio, y buscaba empezar con un rival dificil.

En el arranque del primer tiempo fue todo del dueño de casa. El Rojo fue con todo en busca de la apertura del marcador y tuvo tres claras: un remate de Brítez que contuvo César Rigamonti y dos cabezazos del Puma Gigliotti que uno salió desviado, y el otro quedó en manos del arquero ex Vélez. Por su parte, los comandados por Diego Osella ofrecían poco en ataque, y casi sin querer, Britez se lo llevó puesto a Sebastián Luna, y el árbitro le concedió el claro penal a la visita. Sequeira se hizo cargo de la ejecución, y engañó a Martín Campaña para sellar el 0-1.

Sin embargo a la jugada siguiente, el Pirata se quedó con un hombre menos por la expulsión de Juan Quiroga, aunque la diferencia de un hombre demás le iba a durar poco a los de Avellaneda porque a los 38 minutos, Maxi Meza también vio al roja directa por insultar al árbitro. Nuevamente en igualdad numérica, el Rojo siguió siendo superior, y casi logra el empate con un remate de Figal que Rigamonti sacó al córner. Y de ese tiro de esquina, ya sobre los 45, Brítez se encontró con la pelota dentro del área chica, y con una buena media vuelta puso el 1 a 1, con el que se cerró el intenso primer tiempo.

En el complemento, Holan mandó a la cancha a Braian Romero, y este fue el cambio que terminó definiendo el encuentro. Es que sobre los 17 minutos, Bustos mandó un centro que cruzó todo el área, y fue el ex Argentinos el que apareció por atrás solo y en offside -no sancionado por el línea- para dar vuelta la historia. El resultado era justo, y el Rojo iba a tener la posibilidad de ampliar la diferencia. Primero sobre los 26 minutos por una mano de un defensor del Celeste dentro de su propia área, el juez sancionó el pena, y la ejecución se hizo cargo Silvio Romero, pero no pudo ante Rigamonti que tapó el disparo con sus pies. Pero sobre los 38, los de Holan tuvieron una nueva chance, y un nuevo penal, pero esta vez fue Gigliotti quien tomó la responsabilidad, pero fue el palo el que le negó el grito esta vez.

La realidad es que la visita en ningún momento estuvo cerca de lastimar el arco defendido por Campaña, y fue justo perdedor, a pesar de que uno de los tantos hayan sido en posición adelantada. No hubo tiempo para más en el Libertadores de América. Independiente sumó una nueva victoria, y quedó a 7 puntos del lider, Racing. Por su parte, Belgrano se mantiene por ahora fuera de la zona de descenso, pero sabe que un paso en falso lo puede hacer caer dentro de la misma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *