RACING 1 – NEWELL´S 0: DULCE Y TRUCCO

Pasó Halloween pero la Academia tuvo su noche de terror con final feliz. Los dirigidos por Eduardo Coudet derrotaron por 1 a 0 al elenco Leproso de Omar de Felippe que aún no han cantado victoria fuera de Rosario. El líder del campeonato no jugó bien, la pasó mal sobre el final y encima se le lesionaron Matías Zaracho y Renzo Saravia, los dos jugadores que debían ceder al Seleccionado.

Este Racing demostró estar realmente dulce. A pesar del flojísimo arbitraje de Silvio Trucco que le invalidó un gol a Lisandro López por un offside inexistente, el puntero demostró templanza ante la pesadilla. Newell´s, con la pelota en su poder y su rival replegado, no logró vulnerar la valla de Javier García para cerrar así una semana fatídica que incluyó, además, el traspié en el clásico frente al Canalla en cancha de Arsenal de Sarandí.

El primer tiempo tuvo poco fútbol y mucho dolor de cabeza. La doble lesión en el conjunto local y los cambios obligados empezaron a diagramar un panorama poco alentador para los de Avellaneda. Con un Cilindro colmado, la terna arbitral empezó con su actuación tétrica. A la Lepra le cobraron una posición adelantada de lateral. El juez dejó pegar sin sacar tarjetas amarillas. Y así era más protagonista el encargado de impartir justicia que los deportistas que poco pudieron hacer para entretener al público.

Newell´s llegó apenas con un tiro libre peligrosísimo de Fabricio Fontanini. El ex Vicenza de Italia y Atlético Rafaela contó con una pelota parada en la puerta del área grande pero su zapatazo se fue por encima del travesaño. Racing, solamente había creado dos situaciones de media distancia a través de Ricardo Centurión y luego de Zaracho antes de irse reemplazado. Sin embargo, la suerte acompañó a los del «Chacho» Coudet cuando, a los 45 minutos, lograron la apertura del marcador. De un tiro de esquina desde el sector derecho llegó el impecable cabezazo de Jonathan Cristaldo para que se infle la red del arco defendido por Alan Aguerre.

La Academia, con la ventaja a su favor, apeló a un viejo libreto de esos que provocan insomnio. Quisieron dormir el partido pero aparecieron las viejas pesadillas sobre el césped. Entonces la visita intentó aprovecharse de sus miedos elaborando algún ataque de riesgo. El dueño de casa quiso bajarle la cortina al juego con un remate de Iván Alexis Pillud que contuvo bien el guardameta Rojinegro. El resto fue del elenco de Omar de Felippe que estuvo cerca de empatarlo con un cabezazo de Víctor Figueroa que desvió con la yema de sus dedos García, con una atropellada del portugués, Luis Leal, y por último un frentazo de Teodoro Paredes que el arquero logró manotear por encima del travesaño.

A todo este sufrimiento, el dueño de casa desperdició una situación inmejorable cuando el «Churry» Cristaldo en pleno área chica mandó su remate por arriba del larguero. Y Trucco tenía guardado su quiero vale cuatro bajo la manga al anularle el segundo tanto de la tardenoche al «Licha» López por un offside que reglamentariamente no debió cobrarse. Pero la burrada de los asistentes fue tan enorme como la de aquella posición adelantada que le marcaron a los santafesinos cuando hicieron un saque de banda.

Finalmente Racing pudo continuar con sus dulces sueños después de noventa minutos que fueron una pesadilla. Hubo final feliz en Avellaneda a pesar de Trucco porque los de Coudet demostraron estar dulces. Ganaron 1 a 0, miran a todos desde arriba y provisoriamente le sacaron siete puntos a los escoltas que son Atlético Tucumán, Godoy Cruz de Mendoza y Unión de Santa Fe. Newell´s, una vez más, demostró seguir embrujado en las penumbras de Halloween.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*